El ingreso a Ituango (Antioquia) tiene más de 60 derrumbes desde la vereda Mote hasta el área urbana, son tan gigantescos que se llevaron la banca, y otros también con piedras gigantes, lodo y árboles que obstruyen el paso para todo tipo de vehículos, incluso dificulta el paso a pie.

Debido a estas dificultades, la reapertura de la vía podría tardar hasta 20 días, o tal vez un poco más como informó el gobernador encargado de Antioquia, Luis Fernando Suárez, luego de analizar la difícil situación que afronta esa población.

Explicó además, que ya trabajan en la habilitación de una vía terciaria que comunique al pueblo con el proyecto hidroituango y finalmente con Medellín lo que facilitaría el ingreso de alimentos.

«EPM está apoyando y la Gobernación de Antioquia a través de la secretaría de Infraestructura Física con maquinaria amarilla trabaja para habilitar la vía a Pascuitá, es una vía más extensa, pero necesitamos tener esta vía en mejores condiciones para poder asegurar el abastecimiento alimentario», detalló.

Otra dificultad es la del orden público, ya que los habitantes de ese corregimiento también están preparando una posible salida de la zona por amenazas de grupos armados ilegales, a lo que el gobernador se comprometió a garantizar la seguridad de los camiones y conductores que utilicen la vía.

«Ya el general Coy tiene conocimiento de esa novedad, él tiene claro que tenemos que asegurar ese sector con mayor presencia de fuerza pública para garantizar que los vehículos que vengan a Ituango con abastecimiento, con medicamentos puedan ingresar por esa vía», recalcó el gobernador Suàrez.

Los daños en la vía son importantes y esto demora los trabajos para reactivar esta importante carretera, la única de acceso al pueblo y que hoy afronta esa difícil situación por las intensas lluvias que dejan más de 200 personas afectadas y damnificadas.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest