Con la época de Navidad y fin de año florecen sentimientos de paz y reconciliación, por eso desde el Ministerio de Ambiente, hacen un llamado a vivir esta época en paz también con la naturaleza.

Hacer uso eficiente del agua y la energía, prevenir los incendios de cobertura vegetal, reducir el uso de bolsas plásticas y no comprar, ni comercializar especies de nuestra fauna y flora silvestre, permitirán minimizar los riesgos para el ambiente.

“Nuestra invitación es a ser más conscientes respecto del uso de nuestros recursos en esta época de Navidad y fin de año con el propósito de disminuir los altos índices de contaminación de ríos y playas a causa del inadecuado manejo de los residuos  o impacto en los ecosistemas por el tráfico ilegal, la deforestación y los incendios en los bosques”, mencionó el Ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa.

No bajar la guardia

Un mensaje clave que envía el Ministro de Ambiente es a no bajar la guardia con el cuidado de nuestros ecosistemas, en ningún espacio natural que en época de vacaciones incrementa su número de visitantes.

Colombia tiene diversos escenarios para disfrutar, por eso busque opciones que promuevan el ecoturismo para potenciar el desarrollo económico de las comunidades locales. Así mismo, es importante informarse con anterioridad de las recomendaciones necesarias para ir equipados de acuerdo a las condiciones de clima y altura; así mismo, es obligatorio seguir las normas de comportamiento y seguridad en las áreas protegidas.

Si está pensando en visitar playas, no deje desperdicios de comida, tampoco arroje la basura al mar, lo contamina y las olas siempre la devuelven. No deje residuos como bolsas plásticas que afecta a los animales y ecosistemas marinos. Recuerde que muchas de estas bolsas tardan entre 50 y 400 años en descomponerse.

Otra de las recomendaciones es proteger los arrecifes de coral que se deterioran con la práctica de deportes marinos. No capture ninguna especie de mar, pertenecen a su hábitat donde cumplen una función especial. Siempre que vayamos a la playa, dejemos el lugar mejor de lo que lo encontramos.

Si por el contrario lo suyo es visitar los ecosistemas de alta montaña, como los páramos o bosques alto andinos, no arroje al suelo cerillas, colillas, cigarros u objetos en combustión, ni tampoco papeles, plásticos, vidrios o cualquier tipo de residuo o material inflamable,  que puedan generar incendios forestales, causando daños irreparables a nuestros ecosistemas.

Asímismo, no arranque ningún tipo de vegetación, ni alimente a los animales que encuentre durante su recorrido. Tampoco compre especies de fauna y flora silvestre, ni recuerdos hechos de especies en peligro de extinción.

Use medios de transporte alternativos que no causen impacto al área natural que visite. Por ejemplo, la bicicleta es ideal para hacer turismo, contribuyendo al medio ambiente y al cuidado de su salud. Procure que la única huella que deje atrás sea la de su calzado.

“El riesgo no se va de vacaciones y por eso es importante mantener todas las medidas dispuestas por las autoridades ambientales en el país y continuar con los protocolos de bioseguridad durante las celebraciones y reuniones familiares, para vivir unas vacaciones en paz con la naturaleza y en unión con nuestras familias”, dijo el Ministro Correa.

Así mismo, invitó a quienes piensen en viajar durante esta temporada, a consultar permanentemente las alertas emitidas por el IDEAM y recordó a las autoridades locales la importancia de mantener activos los planes de contingencia ante cualquier emergencia que se pueda presentar.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest