Infartos, quemaduras, sorderas y cuerpos reventados por las ondas explosivas son parte de los efectos más comunes de la pólvora sobre la fauna, situación que no solo genera graves afectaciones sobre las especies mismas sino en el equilibrio de los ecosistemas. Por ello, Corantioquia reiteró el llamado a la comunidad a evitar el uso de la pólvora en Navidad y contribuir con el cuidado de este importante recurso natural.

Solo en los dos últimos años, la autoridad ambiental registró un total de 72 animales rescatados en época decembrina, entre los que se encontraron individuos colisionados, pichones abandonados o que cayeron de los árboles y mamíferos neonatos o juveniles huérfanos; de estos últimos se supone que padres pudieron abandonar la madriguera por el estrés que genera en ellos la pólvora.

Otras consecuencias de la pólvora en la fauna son abortos espontáneos, colisiones contra la infraestructura urbana o atropellamientos que ocurren cuando los animales huyen desorientados por el ruido de las explosiones y las luces artificiales.

Algunas de las especies de fauna más afectadas con la pólvora son búhos, gallinas ciegas y otras aves nocturnas, así como pequeños mamíferos, entre los que se cuentan murciélagos, ardillas, zarigüeyas y marmosas.

Con la campaña “Tu papeleta, su muerte», Corantioquia busca informar a las comunidades y llamar su atención acerca de las graves consecuencias que tiene el uso de la pólvora sobre la salud de los animales silvestres.

La entidad recuerda que la fauna hace parte del patrimonio ambiental, cumple una función vital en los ecosistemas y es indispensable protegerla y garantizar su permanencia en el hábitat natural. Durante el mes de diciembre también se adelantarán distintas actividades de sensibilización en lugares de afluencia de público y en puestos de control ambiental que se realicen con acompañamiento de la Policía Nacional.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest