El pasado 21 de diciembre la Alcaldía de Medellín cambió el límite de velocidad de la Carrera 64C, también conocida como Autopista Norte, a 50 kilómetros por hora. Desde entonces ninguna persona ha muerto a causa de un incidente vial y el número de lesionados redujo en un 50% en esta vía que era la más peligrosa de la ciudad.

Durante los últimos cuatro años la Carrera 64C registró más de sesenta muertes, más de 6.000 incidentes de tránsito y resultaron lesionadas más de 4.000 personas. En los indicadores de seguridad vial superó a otras vías que cuenta  con mayor extensión como la Avenida Regional o la Autopista Sur.

“Transcurridas ya 13 semanas de la medida no se han presentado víctimas fatales, este se convierte en el periodo más largo sin mortalidad en esa vía en los últimos años, exceptuando la época de cuarentena. Esto nos demuestra que se puede aplicar la ciencia con conciencia para salvar vidas” manifestó Carlos Cadena Gaitán, Secretario de Movilidad.

La Alcaldía de Medellín implementó el cambio en la velocidad máxima aplicando el enfoque Visión Cero, bajo el cual ninguna muerte por incidente vial es aceptable, es decir que todas se pueden prevenir. Una de las formas para lograr esto es tener velocidades más seguras. Según la Organización Mundial de la Salud, el exceso de velocidad es el mayor factor de riesgo en cuanto a muertes por incidentes viales.

Además de salvar vidas, esta medida ha logrado mantener la velocidad promedio de circulación y los tiempos de viaje de manera estable. Esto quiere decir que la movilidad no se ha sido más lenta. “Incluso hay mayor fluidez porque al evitar tantos incidentes, el tránsito no se detiene tanto como cuando se registraba un alto número de choques o hechos con víctimas” agregó Cadena Gaitán.

Hace varios años otras ciudades en el mundo como París, Nueva York, Ciudad de México, Madrid y Bogotá, entre otras, vienen implementando el cambio a velocidades más bajas. Bogotá por ejemplo logró un avance en la reducción de muertes hasta de un 70% en vías donde aplicó el cambio.

Controles pedagógicos

Luego de haber tenido tres meses de socialización de la medida, el lunes 22 de marzo comenzó una nueva fase en la que se realizan controles pedagógicos adelantados por agentes de tránsito, quienes a través de un dispositivo tecnológico pueden detectar el exceso de velocidad y sancionar a los infractores con un comparendo pedagógico.

Este periodo con amonestaciones se extenderá hasta el 20 de junio y después de esa fecha se comenzarán a aplicar multas.

Síguenos

Pin It on Pinterest