Más de 3,7 millones de genes, algunos involucrados en la degradación de la materia orgánica terrestre y en el balance global de carbono, hacen parte del catálogo de genes microbianos más completo del río Amazonas, según la investigación que adelantan investigadores del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de Barcelona.

Ramiro Logares, investigador del ICM-CSIC, asegura que el río Amazonas ejerce un rol fundamental en la degradación del carbono atmosférico que ha sido fijado por las plantas de la selva circundante, una parte del cual acaba en el ecosistema marino.

En esa línea, Logares dice que es sorprendente lo poco que se sabe acerca de los mecanismos involucrados en la degradación microbiana de la materia orgánica terrestre que va a parar a este río, pues este proceso genera una cantidad importante de CO2 que acaba siendo liberado a la atmósfera.

Ahora, un estudio elaborado conjuntamente por el ICM-CSIC y la Universidad Federal de Sao Carlos (UFSCar) en Brasil ha analizado la maquinaria metabólica de la microbiota del río Amazonas responsable de degradar la materia orgánica terrestre.

Los autores del trabajo, que ha publicado la revista ‘Microbiome’, han procesado un conjunto de 106 metagenomas del río Amazonas que cubren más de 2.000 kilómetros de su curso e incluyen la zona de la costa y las regiones de la pluma que ingresa al océano Atlántico.

La investigación ha dado lugar al mayor Catálogo de Genes Microbianos no Redundantes de la Cuenca del Río Amazonas (AMnrGC, por sus siglas en inglés), que contiene aproximadamente 3,7 millones de genes, la mayoría pertenecientes a bacterias.

Según los expertos, aproximadamente la mitad de los genes encontrados en el microbioma del río Amazonas (48%) no tienen una función conocida, lo que representa una novedad genética sustancial, y son diferentes de los que se hallan en otros grandes ríos tropicales que han sido estudiados.

“Nuestro objetivo era caracterizar el contenido génico del microbioma del río Amazonas y usar esta información para comprender cómo se procesa la materia orgánica terrestre en el río mientras fluye hacia el océano”, explicó en un comunicado Célio Dias Santos-Júnior (UFSCar), autor principal del estudio.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest