El líder mundial en la producción de cereales tiene claro su compromiso con el medio ambiente desde sus inicios; cuando su fundador, W.K. Kellogg, presentó la primera caja de cereal Corn Flakes de Kellogg’s en 1906, venía en cajas hechas con materiales reciclados. No obstante, los cambios del planeta han obligado que los esfuerzos se dupliquen para aportar a la sostenibilidad mundial.   

 Hoy en día, la compañía ha logrado que la totalidad de sus empaques de cartón, como las cajas de cereales, provengan de fuentes recicladas, certificadas como sustentables o de bajo riesgo. Esto de cara a la creciente atención y debate público sobre los residuos de alimentos. Según la Fundación Ellen MacArthur, cada año se producen globalmente 311 millones de toneladas de plástico y, anualmente, 8 millones de toneladas métricas de este plástico ingresan a nuestros océanos. 

 Este tipo de situaciones han generado en la compañía retos que quiere afrontar para finales del 2025. El propósito de su iniciativa de empaques sustentables es conseguir envases 100% reutilizables, reciclables y compostables.  

 “Kellogg’s tiene un legado de más de 100 años desarrollando e implementando soluciones de empaquetado sostenible, que mantienen la calidad y seguridad de los alimentos envasados al tiempo que garantizan frescura y buen gusto”, afirma Alejandro Ortega, Gerente General de Kellogg’s para la región Pacífico.   

  • Un compromiso de impacto global  

    Como líder dentro de la industria de alimentos, Kellogg’s presenta un plan para mejorar la conservación ambiental y lo comparte al mundo en el marco del Día Internacional de la Tierra. Actualmente, la empresa tiene una de las huellas de empaques de plástico más pequeñas entre las empresas de alimentos de similar tamaño en el mundo y están impulsando agresivamente la innovación, analizando cómo los empaques pueden proteger y mejorar sus alimentos, mientras tienen un impacto ambiental cada vez menor.   

     Lograr su meta de empaque sostenible es parte del compromiso global de Kellogg’s de crear Mejores Días para 3.000 millones de personas en todo el mundo para 2030, abordando las situaciones interrelacionadas de bienestar, seguridad alimentaria y resiliencia climática. Con ello, la compañía también apoya el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 12 de las Naciones Unidas para garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.     

     El reto es grande, por lo que necesita compromiso aún mayor para superarlo. Como parte de las acciones de la compañía en beneficio del medio ambiente, también tienen como meta para 2030 reducir hasta en un 45 % las emisiones de efecto invernadero, en términos de lo que generan al producir y lo que genera quien vende la proporción de energía y combustible.    

     Actualmente en Colombia, las cajas de cereal están hechas de materiales reciclados y los empaques, incluyendo la bolsa interior se pueden reciclar en el centro de acopio más cercano.  Además, afirmando el compromiso sostenible de responsabilidad social y cumplimiento regulatorio la compañía hacer parte del programa Visión 30/30 de la ANDI, donde el principal objetivo a 2030 es reducir el post consumo, la promoción de prácticas de ecodiseño y el desarrollo de modelos de negocio que generen oportunidades de ingreso en la economía sostenible del país. 

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest