En la medida en que los diferentes sectores de la economía nacional aporten a la carbono neutralidad, el país avanzará hacia un modelo de crecimiento sostenible y resiliente.

Lograr la carbono neutralidad le abre a las empresas la oportunidad de iniciar un proceso de transición y transformación tecnológica gradual, que les brindará herramientas para emplear de forma más eficiente los recursos en aras de producir y consumir de una manera más responsable. Este proceso les permitirá ser más competitivas en un mercado cada vez más exigente frente a la inclusión de políticas de sostenibilidad que permitan reducir el impacto de la deforestación, el uso ineficiente de los energéticos y el inadecuado manejo de los residuos, que son algunas de las principales fuentes de generación de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

De ahí la importancia de la adhesión el pasado miércoles de 100 empresas del país al Programa Nacional de Carbono Neutralidad liderado por Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. La estrategia es una acción temprana para alcanzar la carbono neutralidad y contrarrestar los efectos del cambio climático.

Estas empresas, dentro de sus políticas de gestión ambiental, evalúan una diversidad de acciones en transporte sostenible, transición energética, gestión eficiente de los recursos, reconversión tecnológica, optimización de procesos, sustitución de materias primas de menor impacto ambiental, entre otras, para ser implementadas en sus organizaciones y aportar a los compromisos ambientales del país.

El sector empresarial ejerce un rol fundamental para alcanzar estos propósitos al constituirse en un motor de desarrollo con influencia directa en las dinámicas territoriales, en la generación de bienestar social, en el incremento de la competitividad, asociatividad y difusión de información a lo largo de la cadena de valor, permitiendo la movilización de acciones bajas en carbono que contribuyen adicionalmente a la mejora gradual del desempeño ambiental, haciendo tangibles con su experiencia los cobeneficios relacionados con el aumento de la eficiencia de los procesos, la optimización de costos, el incremento de la productividad y la mejora de la calidad de vida de empleados y comunidades, ejerciendo un efecto catalizador.

La adhesión significa que las organizaciones vinculadas en esta edición y en las futuras convocatorias trabajarán en la creación y el fortalecimiento de sus capacidades para el cálculo, reporte y gestión de sus inventarios de GEI, identificando e implementando acciones para alcanzar la carbono neutralidad y sumar así a los compromisos nacionales en materia de cambio climático.

Cultura de sostenibilidad

“El cambio climático es una realidad comprobada por la ciencia; sus efectos pueden afectar las cadenas de valor y la salud de los empleados, producir pérdidas financieras en las empresas. Entre muchas otras cosas queremos generar, junto con el sector productivo, una cultura de sostenibilidad”, dijo Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Para el sector productivo del país la carbono neutralidad es importante porque le da la oportunidad de iniciar un proceso de transformación tecnológica gradual; esto le brindará herramientas para emplear de forma más eficiente los recursos en aras de producir y consumir de una manera más responsable, ser más competitivo en un mercado que migra cada vez más rápido hacia la sostenibilidad, ya sea por convencimiento o porque las leyes del país así lo van exigiendo.

Las 100 empresas podrán fortalecer sus capacidades para calcular y reportar su huella de carbono organizacional, contar con un inventario de GEI, diseñar un plan de gestión e identificar la ruta para reducir su huella de carbono, definir acciones que las lleven a cumplir sus metas y las del país.

Alcanzar la carbono neutralidad eleva el compromiso social del sector productivo, define su aporte ambiental, aumenta las posibilidades de alianzas y de créditos financieros en el país y en el extranjero, garantiza una economía basada en modelos amigables con el medio ambiente y la conservación de la vida en el planeta.

La Dirección de Cambio Climático y Gestión del Riesgo del Minambiente acompañará a las empresas con orientación y construcción de capacidades.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest