El viceministro de Ordenamiento Ambiental del Territorio, Nicolás Galarza Sánchez, recorrió recientemente la apuesta ambiental de Barrancabermeja, en compañía del alcalde de este municipio, Alfonso Eljach, y del secretario de Ambiente, Humberto Vargas, con el fin de conocer las características ecológicas de lo que será el Ecoparque Centenario.

El Ecoparque tendrá 350 hectáreas para el avistamiento de 326 especies de aves. La zona cuenta con 26 especies de mamíferos y 69 de reptiles, senderos y acceso al complejo de  ciénagas Zarzal, Sábalo y San Silvestre.

“Nunca había venido a la ciudad y la asociaba con petróleo, y en esta visita estuve buena parte del día rodeado de naturaleza, haciendo avistamiento de aves y sembrando alevinos de bocachico en la ciénaga. Entonces, me llevo en la memoria una ciudad rodeada de biodiversidad, que tiene un gran potencial de conversión”, dijo el viceministro.

El funcionario agregó que Barrancabermeja, que integra el programa BiodiverCiudades del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, está tomando medidas acertadas para reencontrarse con la naturaleza, con oportunidades que no conocía ni se venían explotando, con un criterio sostenible. “El ministro Carlos Eduardo Correa ha venido desempeñando un liderazgo importante para que el Ecoparque sea una realidad”, afirmó el viceministro.

Siembra de alevinos

Galarza visitó la ciénaga de San Silvestre, un espejo de agua de más de 1100 hectáreas. Allí, participó en el repoblamiento de 10.000 alevinos de bocachico, muy importante para la recuperación de esta cuenca hídrica, proceso que llevó a cabo en la Piscícola San Silvestre, entidad mixta de la Gobernación de Santander, la Alcaldía de Barrancabermeja y la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena).

La Piscícola San Silvestre y la corporación lideran procesos de investigación para la conservación y reactivación en el municipio, trabajo que ya dio como fruto que el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación reconociera a un grupo de investigación en el nivel A.

Posteriormente, Galarza Sánchez y el alcalde Eljach definieron una ruta de trabajo con el fin de materializar el proyecto Ecoparque Centenario, y así explorar fuentes de financiación para este nuevo hito de desarrollo ambiental.

El alcalde manifestó que con el Ecoparque se le aportará a la compensación ambiental que requiere la ciudad, después de cien años de producción petrolera. “Es abrir la puerta a la economía del ecoturismo. Será nuestra gran aula ambiental y una gran fuente de empleo”, anticipó Eljach.

Galarza finalizó: “Pocas ciudades tienen un potencial tan grande como Barrancabermeja. Yo vi acá cómo la preservación y la conservación son la llave de la reactivación”.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest