Colombia alberga cerca del 10 % de especies de seres vivos conocidas en el planeta y cuenta con 91 ecosistemas, por lo que es considerado uno de los países más biodiversos del mundo.

De su inmensa riqueza, informa el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, forman parte mares, ríos, desiertos, páramos, manglares, arrecifes coralinos, bosques tropicales, pastos marinos y especies endémicas, entre muchos otros recursos naturales que pueden apreciarse en múltiples lugares del territorio nacional.

En este sentido, los negocios verdes, que son actividades económicas en las que se ofrecen bienes o servicios que generan impacto ambiental positivo y que incorporan buenas prácticas ambientales, sociales y económicas, se hacen indispensables para el cuidado de esta diversidad biológica, ya que contribuyen a la conservación del ambiente como capital natural que soporta el desarrollo del territorio.

Una de las categorías del programa Negocios Verdes es la de Turismo de Naturaleza, actividad económica que beneficia a más de 2700 personas, quienes trabajan diariamente por conservar los ecosistemas colombianos, contribuir al desarrollo sostenible del país y a la conservación de los recursos ambientales, gestiones que aportan al Plan Nacional de Desarrollo Pacto por la Sostenibilidad, bajo la premisa de ‘producir conservando y conservar produciendo’.

“Somos afortunados, tenemos el segundo país más biodiverso del planeta. Iniciativas como estas, impulsadas a través del Minambiente, nos permiten disfrutar y proteger nuestra biodiversidad al tiempo. En Colombia existen muchos ecosistemas que las personas pueden disfrutar, tenemos arrecifes de coral, manglares, tenemos playas, páramos, nevados, desiertos, entre otros, y están al alcance de todos. La invitación es a que exploren estas maravillas de nuestro territorio de una manera consciente y responsable. En equipo, autoridades y comunidades, es como estamos logrando un mejor país y un mejor planeta para las futuras generaciones”, dijo Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente.

Entre los negocios de turismo de naturaleza hay tres categorías, organizadas según el propósito del viaje: ecoturismo, para quienes buscan experiencias en la contemplación y  aprendizaje de ecosistemas naturales conservados y resguardados en áreas protegidas; turismo de aventura, ideal para quienes quieren desarrollar actividades físicas recreativas  sobre  un  atractivo natural con algún tipo de riesgo, y turismo rural, en el que la motivación principal es la experiencia de la vida rural, la interacción cultural y el disfrute de tradiciones locales.

Los interesados encontrarán una diversidad de servicios:

  • Guianza: senderismo bajo acompañamiento e interpretación ambiental por un guía profesional. Se divide en guianza terrestre o fluvial, e incluye actividades de avistamiento de fauna y flora como aves y ballenas.
  • Centros ecoturísticos: prestan todos los servicios en un mismo destino: alojamiento, alimentación, guianza y ecoactividades.
  • Operadores turísticos y agencias de viajes: ofrecen paquetes a diferentes destinos.
  • Ecoactividades y turismo de aventura: incluyen actividades deportivas, de turismo de aventura, etnoturismo, turismo cultural y de bienestar.
  • Alojamiento: ofrecen alguna modalidad de hospedaje que incluye alimentación.
  • Agroturismo: donde se puede vivenciar la experiencia agroecológica con las comunidades locales.
  • Gastronomía: la categoría incluye restaurantes y venta de alimentos o conservas en el marco de la experiencia turística.

Actualmente, existen 3070 negocios verdes verificados por el Ministerio de Ambiente, en 618 municipios de los 32 departamentos. Este año 2022 se espera que otros 233 emprendimientos sostenibles se sumen al Plan Nacional de Negocios Verdes.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest