Decenas de tornados devastadores arrasaron cinco estados de Estados Unidos entre la noche del viernes y la madrugada del sábado, dejando más de 80 personas muertas.

Las zonas más afectadas fueron Arkansas, Illinois, Kentucky, Missouri, Misisipi y Tennessee y, según el Servicio Nacional de Meteorología (NWS, en inglés), se recibieron informes de 37 tornados en distintos estados.

«Es una tragedia inimaginable», lamentó Biden conmocionado en comentarios televisados. «Y todavía no sabemos cuántas vidas se perdieron ni el alcance total del daño».

La atención se concentró este sábado en la localidad de Mayfield (Kentucky). Las imágenes que han mostrado los medios muestran esta localidad completamente devastada, con la gran mayoría de sus edificaciones destruidas.

Entre las operaciones de búsqueda de Mayfield estaba la de los empleados de una fábrica de velas de municipio, en la que trabajaban 110 personas en el momento del tornado, y de la que han sido rescatadas al menos cuarenta.

La magnitud de la tragedia, en especial en Kentucky, quedó al descubierto este sábado. El gobernador del estado Andy Beshear reconoció esta tarde que la cifra de muertos puede superar el centenary aumentar incluso considerablemente sobre esa cifra.

Al menos cuatro graneros de aves de corral en el condado de Clay de Tennessee quedaron destruidos tras las severas tormentas registradas el viernes por la noche, según la oficina de manejo de emergencias del estado. Se estima que aproximadamente 80,000 pollos quedaron atrapados en el colapso.

Los meteorólogos advierten que el mortífero sistema de tormentas continúan siendo una amenaza a medida que se desplaza hacia el norte, por los Apalaches y luego hacia el el noreste.

«Esto está lejos de acabarse», declaró un meteorólogo del Weather Channel, un canal de TV que informa las 24 horas sobre las condiciones climatológicas.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest