El Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire) informó que más de 4.500 hectáreas quedaron destruidas en las primeras 24 horas de un incendio cerca de Los Ángeles (California, Estados Unidos), que ha obligado a evacuar a más de 90.000 personas.

El fuego se aproximó “peligrosamente” esta madrugada a vecindarios de Irvine, una localidad en el condado de Orange, a unos 50 kilómetros de Los Ángeles, según las autoridades.

En lo que lleva el incendio, bautizado como el fuego “Silverado”, ha quemado 4.532 hectáreas, unos 11.200 acres, y solo ha sido contenido un 5 %, pese a los esfuerzos de los cuerpos de bomberos.

Cerca de 91.000 residentes de esta región recibieron la orden de evacuación inmediata y la administración de Irivine habilitó ocho instalaciones para albergar a los vecinos que han tenido que dejar sus casas por riesgo a que las llamas lleguen.

El avance de las llamas alcanzó también una autopista, que fue inmediatamente cerrada por las autoridades, y provocó el corte de suministro eléctrico de unos 120.000 hogares, de acuerdo a datos del diario Los Angeles Times.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest