Los arrecifes de coral son determinantes para la biodiversidad de Colombia, además de constituir uno de los ecosistemas más importantes, diversos y productivos del planeta.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible les recuerda a los colombianos que los arrecifes de coral, cuyo día nacional se celebró el 5 de diciembre, proveen gran número de bienes, servicios económicos y ecológicos, entre estos la protección de las zonas costeras contra la erosión y las interacciones con otros ecosistemas, como pastos marinos y manglares, además de ser hábitat para peces, moluscos y crustáceos que, a su vez, constituyen una importante fuente de alimento para la sociedad.

“Con apoyo de diferentes entidades estamos sembrando un millón de corales en diferentes puntos del país. La instrucción del señor presidente Iván Duque ha sido muy clara: no ahorrar esfuerzos para restaurar y conservar nuestros arrecifes de coral, y eso venimos haciendo de la mano de las comunidades. Los arrecifes, que son un gran atractivo para el turismo nacional e internacional, juegan un papel determinante en la absorción de carbono, por lo que nos ayudan a respirar mejor y avanzar en el cumplimiento de una de nuestras metas ambientales, la reducción del 51 % de los Gases de Efecto Invernadero al año 2030”, dijo Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente.

El más grande del Caribe

Erick Castro, director técnico de Asuntos Marinos, Costeros y Recursos Acuáticos del Minambiente, explicó que los arrecifes coralinos son de vital importancia como reguladores en la lucha contra el cambio climático.

“Hoy Colombia está comprometida con la protección de los arrecifes; tenemos el proyecto de restauración coralina más grande del Caribe y uno de los más grandes del mundo, a través del cual estamos sembrando un millón de corales, que busca recuperar, rehabilitar y/o restaurar 200 hectáreas de arrecife en el país”, afirmó Castro.

Colombia cuenta con más de 180.000 hectáreas de corales, de las cuales la mayoría, cerca de un 79 % está en el Caribe, siendo las regiones de los archipiélagos de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, el de San Bernardo y las Islas del Rosario donde más se concentran.

Solución basada en la naturaleza

Fabio Arjona, director ejecutivo de Conservación Internacional Colombia, aliado del Minambiente en el proyecto Un Millón de Corales por Colombia, destacó dicha iniciativa: “La restauración de corales a gran escala es uno de los más interesantes esfuerzos que puede hacer un país, especialmente durante la década de la restauración declarada por Naciones Unidas”.

Arjona agregó que esta restauración parte de una solución basada en la naturaleza, de un organismo y ecosistema altamente amenazado por fenómenos antrópicos y especialmente por el cambio climático. “La escogencia de los corales más resilientes a los efectos nocivos de blanqueamiento puede ser parte de una solución para conservar este importante ecosistema”, dijo.

¡A actuar ya!

Cifras alarmantes muestran la desaparición de estos ecosistemas. En el Caribe, la tasa anual de pérdida de cobertura de coral vivo en los últimos 25 años es de 9.2 %, mientras que la reducción de poblaciones del coral cuerno de ciervo y cuerno de alce alcanza el 97 %.

A nivel mundial también se requieren esfuerzos para su conservación, pues el 75 % de los arrecifes de coral del planeta se encuentran amenazados, el 19 % ha sido destruido y las proyecciones muestran que, si no se toman medidas efectivas, como lo está haciendo Colombia, el porcentaje de arrecifes de coral amenazados aumentará hasta el 90 % en 2030 y cerca del 100 % en 2050.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest