​En aras de que los ciudadanos del Valle de Aburrá conocieran el estado de la calidad del aire, participaran con acciones para su mejoramiento y fueran multiplicadores de información, desde el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, a través de su proyecto SIATA, se creó en el año 2015, el programa de “Ciudadanos Científicos».

Ciudadanos Científicos, un ejercicio para fortalecer la participación ciudadana, es destacado en la gestión pública, en este caso, del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Cuenta a la fecha con 250 personas y espera a futuro poder vincular a otras 50, con el objetivo de que a través de sensores de bajo costo, instalados en hogares, colegios, empresas, se facilite la socialización del monitoreo de la calidad del aire y a partir del reconocimiento de los niveles de concentración de contaminantes, haya una mayor participación de los ciudadanos con acciones que contribuyan a reducir las emisiones a la atmósfera. El programa se fortalecerá también con sensores de ruido ambiental

Ana María Roldán Ortiz, subdirectora ambiental del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, manifestó que, para este año, el Programa de ciudadanos Científicos se fortalecerá con la implementación de 100 dispositivos tecnológicos que serán instalados en bicicletas, con el propósito de estimar la calidad del aire en los recorridos

“Ciudadanos Científicos es un proyecto que tenemos desde el Área Metropolitana del Valle de Aburrá para acercar a la ciudadanía a la información técnica de lo que tiene que ver con la medición de la calidad del aire, la información meteorológica y a partir de este año, la información en gestión del ruido. Adicional a las 250 personas que hacen parte del proyecto Ciudadanos Científicos, vamos a incorporar a 50 más y, a la vez, instalaremos 100 dispositivos en bicicletas de los ciudadanos para completar 400″, indicó la subdirectora ambiental.

Para el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, otro de los objetivos centrales del proyecto es hacer mediciones complementarias a las realizadas mediante las estaciones de calidad del aire acreditadas por el IDEAM lo cual es muy útil principalmente durante los episodios de contaminación atmosférica, por ejemplo, donde se puede contar con un mayor número de sensores, midiendo y estimando el comportamiento de contaminantes del aire. “Si una de las estaciones oficiales de aire nos da un índice de calidad amarillo o verde, con los dispositivos o nubes electrónicas a través de los ciudadanos científicos, podemos identificar si existe el mismo comportamiento» agregó la subdirectora Ambiental, Ana María Roldán Ortiz.

Los datos del programa de Ciudadanos Científicos pueden ser visto a través de www.siata.gov.co, con el fin de que la ciudadanía se entere cómo desde cada uno de los hogares se puede generar estimación constante a los índices de calidad del aire.

Para el Área Metropolitana del Valle de Aburrá es importante aclarar que, los ciudadanos que se inscribieron y que fueron elegidos en 2020 para acceder al Programa de Ciudadanos Científicos, recibieron un correo electrónico con la información de la aprobación o no de su postulación.​

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest