Parques Nacionales Naturales de Colombia avanza en la realización de diferentes acciones que tienen como objetivo frenar la deforestación en las áreas protegidas y restaurarlas, aportando a la meta del Gobierno Nacional en la siembra de 180 millones de árboles a 2022.

Estas acciones están direccionadas a realizar ejercicios de control y vigilancia, a optimizar la incorporación del Sistema de Monitoreo Satelital a la cobertura de las áreas protegidas, a suscribir (en coordinación con el Ministerio de Ambiente) acuerdos de conservación con campesinos colonos, generando alternativas económicas afines a los objetivos de conservación de las áreas protegidas y a la realización de operativos a través de la articulación interagencial con el Ministerio de Defensa y de Ambiente, las Fuerzas Militares, la Policía Nacional, la Procuraduría y la Fiscalía General de la Nación.

Las operaciones interagenciales contra la deforestación se orientan a la focalización de esfuerzos en las Zonas Estratégicas de Intervención Integral “Zonas Futuro”, de las cuales hacen parte los Parques Nacionales como Serranía de Chiribiquete, Sierra de La Macarena, Tinigua, Cordillera de los Picachos, Nukak, Paramillo, Catatumbo Barí y Sanquianga. Bajo esta focalización, en lo que va corrido del año se controlaron a través de la operación Artemisa, 864 hectáreas deforestadas en el PNN Serranía de Chiribiquete. Igualmente, a partir de las denuncias interpuestas por Parques Nacionales y las investigaciones adelantadas por la Fiscalía General de La Nación, se han capturado personas señaladas en el cartel de los más buscados por deforestación. La contundencia de este accionar permite que en las áreas controladas se desestimulen las actividades ilegales y se faciliten procesos de restauración y recuperación del capital natural afectado.

Por otra parte, la entidad buscando restaurar las áreas afectadas, fortalecerá la producción de material vegetal en 47 viveros ya existentes en las áreas protegidas o en sus zonas de influencia y se implementarán 11 mega viveros en los Parques Nacionales (Macarena, Yariguíes, Guanentá, Cocuy, Chingaza, Sierra Nevada de Santa Marta, Tinigua, entre otros) y otros nueve nuevos viveros en donde se producirán más de 1´200.00 individuos vegetales propios de los ecosistemas a intervenir.

Estas acciones de restauración y rehabilitación ecológica buscarán frenar los motores de pérdida de biodiversidad, recuperar los bienes y servicios que se han visto afectados en estas áreas protegidas, contribuir a la reactivación económica de las zonas rurales en donde están ubicados estos parques, generando opciones asociadas a generación de empleo y cadena de servicios en la producción de material vegetal.

Es importante resaltar que, los Parques Nacionales Naturales son figuras de ordenamiento ambiental inalienables, imprescriptibles e inembargables, es decir que, las tierras presentes en estas áreas protegidas no pueden ser tituladas (ni entran en el mercado de tierras); adicionalmente se crean a perpetuidad para asegurar la conservación del patrimonio natural y cultural de los colombianos.

Parques Nacionales Naturales de Colombia invita a los colombianos a proteger los ecosistemas y las áreas protegidas existentes en el país, y a denunciar con las autoridades competentes todo acto que atente contra los recursos naturales, ya que al conservar la naturaleza se evita que se destruya y con ella los servicios ambientales que nos brinda.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest