El guardián de nuestro páramos y del agua, el Oso Andino está protegido en los bosques de nuestra cordillera de los Andes y desde Parques Nacionales Naturales fomentamos la conectividad de su hábitat, reduciendo presiones como la caza, la tala de árboles y promoviendo la coexistencia entre la especie y las personas.

“Incentivamos cada día, la importancia del Oso Andino en nuestro territorio, no solo para el beneficio de los ecosistemas sino también para los seres humanos”, explicó Orlando Molano Pérez, director de Parques Nacionales Naturales.

Es por ello, que destacó la importancia del trabajo articulado con diferentes autoridades ambientales y ONGs, empresas privadas, autoridades regionales y territoriales, así como con las comunidades en las áreas de presencia de la especie para promover su existencia.

A la fecha, se han realizado 107 acuerdos de conservación con comunidades campesinas locales en 6 áreas protegidas (Tatamá, Farallones, Munchique, Hermosas, Doña Juana, Chingaza). Reciben apoyo para mejorar sus actividades productivas con el compromiso de respaldar las iniciativas de conservación del oso como: restauración ecológica, manejo adecuado de ganado y no hacer uso de las áreas protegidas para actividades agropecuarias.

70 de estos acuerdos, están en el marco del proyecto “Conservamos la Vida” y 37 se enfocan en acuerdos para manejo de problemáticas entre el oso y la gente.

Lo que debes saber del oso

Más de 3.800 km² hacen parte de la ruta del Oso Andino, integrados por redes de áreas protegidas del SINAP, territorios indígenas y afros. A este conjunto de áreas se le denomina Unidades Núcleo de Conservación.

  1.     Paramillo- Orquídeas
  2.     Tamá- Cocuy- Pisba
  3.     Tatamá- Farallones- Munchique
  4.     Nevados- Puracé- Doña Juana
  5.     Chingaza- Sumapaz- Picachos

Tenga en cuenta que :

  • Está prohibida la cacería de osos.
  • Está prohibido alimentar  a los osos.
  • El oso andino es la única especie del continente suramericano.
  • El oso andino hace parte de la imagen institucional de Parques Nacionales Naturales, desde 1984 por ser una especie emblemática y de gran importancia para los ecosistemas naturales.
  • Habitan en la cordillera de los Andes, dispersan semillas, ayudan a la regeneración de los ecosistemas  y hacen sus nidos en los árboles lo que permite el paso de la luz facilitando la germinación de nuevas plantas.
  • En los avistamientos fortuitos por actividades de ecoturismo que no se genera un choque por la presencia del oso, se recomienda no aproximarse para evitar el estrés o ruidos al oso y/o sus crías.
Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest