A propósito del Día Mundial de la Población, que se celebrará mañana domingo 11 de julio, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible reitera la importancia de las comunidades, y en especial de las mujeres, para la conservación de los recursos naturales en los territorios, lo mismo que su aporte para alcanzar las metas ambientales que el Gobierno Nacional se ha fijado, entre estas, reducir en un 51 % las emisiones de Gases de Efecto Invernadero al año 2030 y lograr la neutralidad del carbono al 2050.

El Día Mundial de la Población se celebra desde 1990 y lo instauró el entonces Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Su fin es generar conciencia sobre las problemáticas de las poblaciones y su relación con el medio ambiente, entre otros factores.

“Las estrategias que venimos implementando en el país tienen una finalidad que beneficia a todos los colombianos y al planeta: conservar, restaurar, proteger nuestros ecosistemas, enseñar la importancia de este cuidado a través de la educación ambiental. En todo este proceso, confirmamos algo que ya sabíamos, que la organización, la planeación, la constancia y el liderazgo de las mujeres en las comunidades representa un aporte invaluable para los proyectos y prácticas sostenibles del país”, dijo Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

23.429 aportes

Una de las iniciativas a las que se refiere el ministro tiene que ver con la estrategia Negocios Verdes del Minambiente; de estos hay verificados por la entidad 2851, los que han generado 12.570 empleos para mujeres en el país. Asociadas de manera directa o indirecta a estas actividades económicas sostenibles hay 23.429 colombianas aportando desde emprendimientos amables con la naturaleza.

Adaptación sin frontera

Otro proyecto que beneficia a la población es el relacionado con la adaptación al cambio climático a través de acciones de seguridad alimentaria y nutrición en comunidades afrodescendientes e indígenas awá en la frontera entre Colombia y Ecuador. Dos logros son la promoción de la siembra y el uso sostenible de especies nativas que ya están adaptadas a las condiciones climáticas locales, por lo que genera servicios ecosistémicos como madera, frutos del bosque, regulación hídrica, polinización de cultivos, protección frente a marejadas y vendavales.

Así se están recuperando, restaurando y conservando cerca de 1000 hectáreas de manglar y 1500 de bosque en el lado colombiano de la frontera. Esto significa el aprovisionamiento de alimentos para las poblaciones y beneficios generales para unas 60 comunidades afro y awá de ambos países.

Ellas cuidan

Por otro lado, el programa Mujeres Cuidadoras de la Amazonía financia 69 proyectos exclusivos para mujeres indígenas de Amazonas, Caquetá, Guainía, Guaviare, Vaupés y Putumayo. Participan en ese gran territorio 3344 mujeres que potencian sus capacidades, liderazgo y acciones colectivas para visibilizar sus conocimientos, prácticas tradicionales e iniciativas económicas sostenibles que incidan en su propio gobierno.

El programa lo ejecutan Visión Amazonía, del Minambiente, y el Programa de Pequeñas Donaciones del PNUD, para contribuir al bienestar individual y de las familias, y a la protección del territorio desde lo ambiental, geográfico y cultural.

Se cultivan empleos

Así mismo, en el desarrollo de otra de las metas del Ministerio, que es sembrar 180 millones de árboles al año 2022, se han generado hasta ahora 5000 empleos directos para mujeres en asistencia técnica para diseños, monitoreos, seguimiento y labores en viveros, siembras y mantenimiento.

Con esta meta se combate la deforestación y se le devuelve la vida a los ecosistemas. Se han plantado a la fecha 63.799.986 árboles en todo el país.

Mujeres indígenas construyen

En el mismo sentido, el Minambiente estructura el convenio 636 de 2021 con AICO (Movimiento de Autoridades Indígenas de Colombia) Por la Pachamama, que fortalecerá la incidencia de las mujeres indígenas en el diseño, la implementación y la evaluación de estrategias y programas de conservación, mitigación y adaptación del cambio climático. Se beneficiarán los pueblos embera dobida, wiwa, arhuaco, uitoto, miraña, tikuna, bora y pasto.

Liderazgo y protección

Finalmente, la Subdirección de Educación y Participación de la entidad y el Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo Mundial del Medio Ambiente (GEF) avanzan en una estrategia dirigida a mujeres afrocolombianas, palenqueras y raizales para la conservación de la biodiversidad y los bosques, un reconocimiento al rol que ellas asumen en lo ambiental, la reafirmación cultural y la protección de los recursos. Treinta representantes formarán parte de la iniciativa.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest