Los jardines botánicos del país son reservas naturales que nos suministran un mejor oxígeno y contribuyen con la educación y la investigación ambiental, son íconos de las ciudades y paradas obligatorias para el turismo nacional e internacional.

Por ello, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en cabeza del Sistema Nacional Ambiental, rechaza los actos vandálicos que el pasado viernes causaron destrozos en el Jardín Botánico de Medellín, un referente de Antioquia y patrimonio verde de los colombianos.

“Lo ocurrido en el Jardín Botánico de Medellín es lamentable. Como ministro de Ambiente abrazo a sus trabajadores y a sus familias. No es posible que un sitio dedicado a la ciencia y al conocimiento sea objeto del vandalismo. Los jardines botánicos forman parte del país en paz que queremos, de la Colombia que protege su inmensa biodiversidad”, expresó Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente.

El ministro habló con Claudia Lucía García, directora Ejecutiva del Jardín Botánico de Medellín, y con Alberto Gómez, presidente de la Red Nacional de Jardines Botánicos de Colombia, y les manifestó su apoyo por los hechos.

Correa invitó a los colombianos a rodear y valorar los aportes que en todo el país hacen los jardines botánicos, los que además de ofrecer una amplia variedad de especies en flora, promueven la investigación científica, la lectura y el bienestar social y ambiental.

En febrero de este año, el Ministerio firmó un convenio con la Red Nacional de Jardines Botánicos y el Instituto Humboldt en el municipio de Calarcá (Quindío), para fortalecer los entornos naturales de Colombia. Se hará inicialmente una inversión de 1250 millones de pesos para los jardines de Quindío, San Andrés, Cali, Ibagué y Cartagena de Indias, 250 millones para cada uno y a través de los cuales podrán fortalecer el mantenimiento de las especies, la siembra, la producción y la educación.

El plan es apoyar a otros cinco jardines en distintas regiones del país, para que estos espacios sigan con sus programas de conservación, restauración y esparcimiento, y continúen sumando, como lo vienen haciendo, a la estrategia del Gobierno Nacional de sembrar 180 millones de árboles al año 2022. Gracias a las contribuciones de entidades públicas y privadas hoy se han sembrado 60.713.255 árboles en diversos territorios.

Hernando García Martínez, director del Instituto Humboldt, rechazó los ataques contra el Jardín, uno de los mayores centros de biodiversidad, educación ambiental y cultura del país, e hizo un llamado a los ciudadanos para que protejan estos lugares patrimoniales. “No podemos permitir que algo así vuelva a ocurrir”, dijo.

El Gobierno Nacional respeta y protege la protesta pacífica e invita a condenar este tipo de acciones violentas como la sucedida en el Jardín de Medellín, que no construyen país.

El Ministerio se solidariza con los antioqueños en general y con Claudia Lucía García, directora Ejecutiva del Jardín Botánico de Medellín y con todos sus colaboradores. Invita a los colombianos a apoyar la reconstrucción del lugar.

El Jardín Botánico de Medellín se inauguró el 19 de abril de 1972 con el propósito de impulsar el fomento y desarrollo de las ciencias naturales. En 1985 fue declarado Patrimonio Cultural de la ciudad y desde 1989 hace parte de la Red Internacional de Jardines para la Conservación. Tiene 13 hectáreas con miles de especies nativas de la flora colombiana.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest