Comienzan a verse algunas de las obras del Metro de la 80, como los intercambios viales que se construirán en esta avenida a la altura de Colombia y de San Juan.  Mientras tanto, la empresa Metro sigue trabajando con las comunidades para en concertación con ellas, socializar el proyecto y hacerlo más amigable y cercano a todos.

Si las cosas transcurren de manera normal, para el año 2026 estará rodando el Metro de la 80, el proyecto más ambicioso de construcción de obra física que tiene la ciudad en los actuales momentos.

Es que Medellín avanza en materia de movilidad y nuestra ciudad es pionera en Colombia en diferentes estrategias que, aparte de mejorar este índice, también contribuyen a tener un aire más sano y puro y una mejor armonía con el medio ambiente.

El proyecto

El Metro de la 80, del que se viene hablando ya hace varios años, es una apuesta de transporte masivo amigable con el medio ambiente, que generará una nueva dinámica alrededor de este corredor vial de la ciudad y que traerá beneficios en materia de movilización a unas 17 mil personas por día.

Serán 17 estaciones desde el barrio Caribe hasta el sector de La Aguacatala, con 13.5 kilómetros de extensión, con más de 2 mil empleos generados, que evitará que se expulsen al aire unas 4.8 millones de toneladas de C02 al año y que realizará unos 65 millones de viajes anuales, para beneficio de cerca de un millón de personas.

Lo que dice la gente

Ricardo Rojas Angarita, es administrador de empresas y especialista en emprendimiento.  Es director del periódico Comunicando Belén y habitante de la Nueva Villa del Aburrá.  Para él, el Metro soluciona varios aspectos a la gente como “el tema económico por la rapidez en los desplazamientos y en que se acortan las distancias, además de la seguridad para las personas”.

A través de su periódico ha sido tribuna de la comunidad para que exprese sus inquietudes frente al proyecto, sabiendo que hay que escuchar a unos y otros, pero siempre pensando en qué se puede mejorar y en los beneficios que trae.

Me gusta el proyecto por el confort que ofrece, entendiendo por esto varios aspectos, como la seguridad, la economía, la elegancia, los incentivos para el comercio y lo ambiental, entre otros”.

Mientras tanto, en otro lado de la ciudad, Horacio Henao García, un agente pensionado de la Policía Nacional, edil de la comuna 7, Robledo, padre de tres hijos, esposo de Angelita -como él la llama-, y quien vive en la urbanización Altamira, también muestra su complacencia por la obra.  “El Metro de la 80 traerá grandes impactos en el mejoramiento de la calidad de vida de la gente de Robledo y de la ciudad”.  Y enfatiza con optimismo: “estamos listos la familia, los amigos y la comunidad estamos a la expectativa porque se va a potencializar el territorio”.

El trabajo con la comunidad es esencial

Destaca el trabajo que se ha realizado porque ha sido un proceso donde se han articulado actores sociales buscando construir de manera colaborativa el Metro, trabajando con todas las organizaciones sociales y acompañando los diferentes procesos de socialización y los sectores por donde va a pasar la obra, buscando una construcción colaborativa y generando sentido de pertenencia por el Metro.

En esto tiene afinidad con Ricardo, quien afirma que mientras haya participación de la comunidad en el proceso, trabajo con la línea social y la parte cultural, además de las organizaciones, la obra tendrá un impacto positivo para la ciudadanía y por eso, con su medio de comunicación, ha sido facilitador del proceso y del proyecto para ayudar a que este salga avante sin mayores inconvenientes.

Estamos trabajando para armar comités por zonas, para mirar todas las propuestas y lo que se puede mejorar, para beneficio de todos”, puntualiza Ricardo.

“Son diez las instituciones de educación superior impactadas por la obra con el beneficio para sus estudiantes, sin hablar del favorecimiento para el resto de la ciudadanía, porque adonde llega el Metro las comunidades se transforman de manera positiva y la calidad de vida mejora”, manifiesta Horacio. Es que el Metro de la 80 es “esperanza y vida”, sentencia.

Paso a paso se verán los avances del proyecto. Y mientras tanto, Ricardo, Horacio, cientos de personas, usted y yo, seguiremos esperando el momento en que podamos estrenar el Metro de la 80.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest