Por el Día Mundial de la Eficiencia Energética, que se celebra hoy 5 de marzo, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible informa que gracias a uno de sus programas, apoyado por los sectores público y privado, se introdujo en el mercado durante 2021 más de un millón de neveras eficientes, con el fin de que los colombianos tengan cada vez más oportunidades de adquirir productos amigables con el planeta.

Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, expresó que Colombia ha dado pasos importantes en la transición energética en el sector de la refrigeración doméstica con diferentes actividades: fortalecimiento del marco normativo del etiquetado energético de los refrigeradores y acompañamiento técnico por expertos y laboratorios internacionales a los productores colombianos Challenger, Haceb y Mabe, para mejorar el diseño de los refrigeradores y el consumo energético de estos.

“Hoy en día la lucha contra el cambio climático tenemos que darla todos y desde diferentes ángulos, los productores, las autoridades y los ciudadanos. La transformación energética, un nuevo modelo de consumo, permitirá el fortalecimiento de las acciones con las que pretendemos mitigar los efectos de esta amenaza a la humanidad. Invitamos a todos los colombianos a consumir productos amigables con el medio ambiente y también a conocer los grandes beneficios de la economía circular, que se basa en reciclar, reutilizar y reducir”, dijo el ministro Correa.

Un impacto positivo

Recientemente fue lanzado el programa Te Mereces tu Nevera Nueva, que promoverá la sustitución de neveras domésticas e incentivará la adquisición de una nevera nueva, más eficiente en el consumo de energía y libre de sustancias que tienen un impacto negativo en el planeta. A través de este programa, se espera recibir 100.000 neveras viejas, las cuales serán gestionadas de manera ambientalmente segura.

El programa es liderado por el Minambiente, el Banco de Desarrollo Empresarial de Colombia Bancóldex, la agencia de cooperación alemana para el desarrollo GIZ, el fondo NAMA Facility, la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) y el programa de posconsumo de neveras Red Verde, y beneficiará a hogares de estratos 1, 2, 3 y 4 en el proceso de cambio de sus neveras por otras más amigables con el ambiente.

Beneficio energético y económico

En este sentido, existe una red de comercios vinculados al programa que puede consultarse en la página https://temerecestuneveranueva.com/. Cada uno de estos establecimientos ofrece descuentos y beneficios diferentes; entre las condiciones que aplica es la compra de neveras de hasta 455 litros, siempre y cuando las referencias tengan una clasificación de eficiencia energética A, B o C, y las neveras contengan el refrigerante natural R-600a.

Así mismo, los consumidores podrán obtener el beneficio adicional de la reducción del IVA en la compra de la nevera nueva (pagando 5 % de IVA y no 19 %), a través del programa Entrégala y Ahorra, si pertenecen a los estratos 1, 2 o 3. Más información en el portal https://entregalayahorra.com/como-entrego-mi-nevera-usada). Entrégala y Ahorra es aplicable en las principales ciudades del país.

Le aporta a la NDC

Tanto Te Mereces tu Nevera Nueva como Entrégala y Ahorra responden a la medida NAMA Refrigeración Doméstica incluida en la Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés) que busca contribuir a la reducción de emisiones en 51 % al año 2030 y crear la ruta para alcanzar la carbononeutralidad al 2050. El fin de NAMA es transformar las líneas de producción nacional de refrigeradores, establecer un programa nacional de sustitución y gestionar los residuos de refrigeración.

Esta medida empezó su implementación en 2019 y tiene como meta reducir 2.2 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente (MtCO2eq) durante los cinco años de implementación. Además, se pretende que al 2030 aporte una reducción de 2.46 MtCO2eq anuales.

Al lograr la sustitución de un refrigerador antiguo por uno nuevo con las características ya descritas, se reduce la emisión anual de 180 kilogramos de CO2 equivalente por refrigerador, y 3.58 toneladas de CO2 equivalente, considerando los 20 años que dura en promedio una nevera en un hogar colombiano. Teniendo en cuenta esta información, se puede asimilar que la sustitución de un refrigerador doméstico equivaldría a evitar las emisiones de un automóvil compacto en un viaje de ida y vuelta en el trayecto Bogotá-Medellín.

 

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest