Gracias al desarrollo de los proyectos de investigación y conservación que adelanta el Santuario de Fauna y Flora Los Colorados con diferentes aliados utilizando cámaras trampa, se registraron inéditas imágenes en las que quedaron grabadas enternecedoras escenas, donde las madres y sus crías de tigrillo, venado coliblanco y zaino entre otros, se alimentaban o transitaban tranquilamente por la zona.

Este hecho permite evidenciar la recuperación paulatina del área protegida para alcanzar el cumplimiento de sus objetivos de conservación.

Es de resaltar que, antes de la existencia y uso de las cámaras trampa, los guardaparques realizaban el seguimiento de la fauna silvestre con observación directa ocasional o con métodos de detección indirecta como sus heces, orines, huellas o pelos adheridos en algún árbol, ahora con la ayuda de esta tecnología es más fácil avanzar en estos proyectos, teniendo en cuenta que las cámaras son instaladas en zonas donde hay registro de huellas o señales del paso constante de los animales.

Estas cámaras se utilizan en el Santuario con el propósito de monitorear la fauna, para estudiar las variaciones que se presentan en sus poblaciones y analizar la efectividad de las acciones de conservación que se vienen realizando con la implementación de los corredores biológicos de conservación en el área de influencia del Área Protegida a través del Proyecto de Conectividades Socio-Ecosistémicas.

Estas acciones de investigación al interior del santuario, en temporadas de verano y de sequía, permiten obtener información asociada a la abundancia de las especies, patrones de actividad o uso del hábitat, lo que permite a los investigadores y guardaparques establecer umbrales que ayuden a orientar o redefinir las estrategias de conservación y manejo en desarrollo del Plan de manejo 2018-2023.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest