El Gobierno Nacional llegó a la cumbre mundial de cambio climático COP26, que se desarrolla en Glasgow, Reino Unido, a negociar temas prioritarios para la lucha contra este flagelo, incluyendo el aumento de la ambición en la mitigación, adaptación, las pérdidas y daños, y el financiamiento para enfrentar los efectos de la crisis climática global.

Como miembro de la Asociación Independiente de América Latina y el Caribe (AILAC), Colombia negocia en bloque con Costa Rica, Chile, Perú, Guatemala, Panamá, Honduras y Paraguay para posicionar los intereses de la región.

Son ocho temáticas principales en las que el país busca concertar avances, con un equipo de negociadores y expertos de los ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Relaciones Exteriores, Hacienda, Agricultura, el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), liderado por el ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa, quien es el jefe de la delegación colombiana en la COP26.

En cuatro de estas temáticas, el país es el vocero del bloque de AILAC, además de que por primera vez tiene una negociadora dedicada a hacer seguimiento a la Plataforma de Comunidades Locales y Pueblos Indígenas.

El primer tema es ambición: está relacionada con todas las acciones que deben tomar los países para evitar un aumento de la temperatura del planeta por encima de 1.5 grados centígrados. El segundo es finanzas:  la necesidad de lograr un mayor compromiso de los países desarrollados en la provisión y movilización de financiamiento climático, especialmente el incremento en el financiamiento para la adaptación, y el inicio de las deliberaciones sobre una nueva meta de financiamiento climático para los países en desarrollo que deberá ser acordada antes de 2025.

El tercero es adaptación: se refiere a cambios en los procesos, prácticas y estructuras para moderar los daños potenciales o para beneficiarse de las oportunidades asociadas con el cambio climático. El cuarto es pérdidas y daños: son aquellos costos que asumen los países por fenómenos climáticos extremos (como huracanes e inundaciones) y de lenta evolución (como el aumento en el nivel del mar y la degradación de los suelos), que no se pudieron evitar y se ven incrementados e intensificados por el cambio climático.

El quinto tema es enfoques cooperativos: entre ellos los mercados de carbono, son instrumentos económicos empleados a nivel mundial que contribuyen a la mitigación de las emisiones de GEI. El sexto es marco reforzado de transparencia: Para cumplir con el Acuerdo de París es muy importante que cada país pueda demostrar de manera transparente qué está haciendo para cumplir con sus obligaciones bajo este tratado.

El séptimo ítem es Plataforma de Comunidades Locales y Pueblos indígenas: busca mejorar y aumentar la participación directa de las comunidades locales y los pueblos indígenas, alentar y promover un enfoque basado en los derechos humanos y fomentar la capacidad de las Partes, los pueblos indígenas y las comunidades locales para participar.

Y el último tema es Investigación y Observaciones Sistemáticas: busca el fortalecimiento de los conocimientos científicos sobre el clima, con inclusión de la investigación, la observación sistemática del sistema climático y los sistemas de alerta temprana, de un modo que aporte información a los servicios climáticos y apoye la adopción de decisiones.

 

Síguenos

Pin It on Pinterest