La Plaza Minorista José María Villa de Medellín en su proceso de modernización viene trabajando fuertemente en modelo de eficiencia y sostenibilidad en el abastecimiento alimentario de Antioquia y por ello, se unió con la Gobernación de Antioquia, la Alcaldía de Medellín y la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para consolidar la conexión urbano rural a través del alimento en el departamento. Esta plaza de mercado que se constituye en un símbolo del centro de la ciudad, representa una oportunidad en el afán de integrar los espacios y la infraestructura disponible para optimizar la cadena de distribución de alimentos.

Juntar estos esfuerzos público-privados le apuesta al fortalecimiento de sistemas de abastecimiento agroalimentario con miras a un comercio justo, eficiente, sostenible y competitivo en Medellín y Antioquia, permitiendo cumplir el propósito de generar estructuras de comercio equitativas que contribuya a reducir la pobreza rural con aumento de la participación efectiva y sostenible de la agricultura familiar territorial en los mercados locales.

La articulación incluye una permanente activación comercial a través del encuentro de comerciantes de la central de abastos con proveedores del campo antioqueño que permitirá la realización de citas de negocios que traerán oportunidades económicas para los emprendedores rurales, estimularán la capacidad asociativa de los pequeños agricultores y además aumentará la consciencia de compradores y consumidores.

Tomate, papa, plátano, zanahoria, aguacate, maracuyá, yuca, maracuyá, limón, maíz, cebolla, cilantro, lechuga, entre otros alimentos, estarán identificados con la marca MilAgro, una propuesta que agrega valor a la agricultura del departamento y que será el sello de confianza, calidad, pago justo, origen e identidad para los clientes de la plaza. La iniciativa MilAgro es una estrategia reducir la intermediación y con ello la pobreza rural con un enfoque agrologístico local. En últimas, estos acercamientos comerciales dejan una gran expectativa de venta, créditos, asistencia técnica y giras de intercambios, son espacios de conexión significativos, en donde se conocen las partes (ofertantes y demandantes), se adquieren aprendizajes y se proyectan acuerdos que permitirán llevar cosechas frescas para la mejor alimentación de todos y todas.

Esta alianza pretenden hacer frente al desfavorable panorama de la actualidad: más del 70% de los alimentos que consumimos no se producen en Antioquia, ocasionando altos precios para el consumidor final, derivados de la larga cadena de intermediación, disminuyendo su frescura y aumentando la huella de carbono por los largos trayectos que recorren los productos para llegar a la mesa, así como el aumento de las pérdidas y los desperdicios en la cadena agroalimentaria, sin mencionar la afectación directa al productor campesino que recibe menos del 10% de la ganancia total por el fruto de su trabajo. Estas situaciones son algunas de las causas por las que en marzo y abril de 2022 tuvimos los precios más altos de los alimentos en los últimos 20 años y la significativa reducción de la población rural, que hoy es solo de un 18%.

Te invitamos a que seas testigo de esta alianza y encuentres el MilAgro en la Plaza Minorista. Una cita con la transformación de la cadena alimentaria de Antioquia en el corazón del SABA.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest