Durante hoy Moscú, la capital de Rusia, ha vivido la mayor nevada del año, que pintó de blanco los rincones de esa ciudad y promete dejar hasta 12 centímetros de nieve a lo largo de la jornada, según los servicios meteorológicos.

“La tormenta de nieve que está cayendo ahora se derretirá solo en primavera“, advirtió Roman Vilfand, director del Centro Meteorológico de Rusia.

Vilfand agregó que este año Moscú ya no verá nevadas similares que, en ocasiones, ha estado acompañada por fuertes ráfagas de viento.

Hace un día las autoridades ya advirtieron de la inminente llegada de un temporal de nieve y activaron la alerta amarilla por heladas.

En las calles y parques desde muy temprano esta mañana se han podido ver las máquinas quitanieves que trabajaban sin parar para abrir camino a coches y transeúntes entre montículos de nieve.

Ante esta situación, la Alcaldía de Moscú ha recomendado a los ciudadanos que extremen la precaución, sobre todo, si están al volante.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest