Como parte de la estrategia de la Administración Municipal para hacer de Medellín una Ecociudad, la Gerencia del Centro en articulación con líderes sociales de los barrios Las Palmas, San Diego y Colón realiza una jornada para la recuperación ambiental del cerro La Asomadera, con el fin de proteger los recursos naturales de la comuna 10 – La Candelaria e involucrar a la comunidad en la creación de un distrito que permita generar estrategias de apropiación del espacio público.

Esta actividad hace parte de la restauración de las áreas protegidas e incluye siembra y reforestación del cerro, recuperación de puntos críticos, capacitaciones socio ambientales, y clases de yoga y pintura.

Con esto, se busca concientizar a la comunidad sobre la importancia de proteger las 26,63 hectáreas del cerro que es hábitat de 81 especies de avifauna, como el aura gallipavo, el gavilán pollero, el halconcito colorado, el fiofío ventriamarillo y el semillero tomeguín.

Luis Hernando Arango, especialista en especies arbóreas, aseguró que “el cerro tiene varios servicios ecosistémicos para la comunidad, como lo son más de cuatro kilómetros de caminos naturales para que la gente los disfrute; tiene un sitio que lo llamamos como la zona de camping y hay una sede que nos presta el servicio de baños, que convierten a este lugar en una zona de recreo y descanso. Pero si lo miramos desde la parte arbórea es un pulmón verde que tiene mucha importancia para el Centro porque allí se conserva la mayor colección botánica y de especies nativas colombianas de la ciudad”.

El cerro La Asomadera es el pulmón verde del corazón de la capital antioqueña, tiene 411 especies arbóreas, entre las que se destacan el colorado, el espadero, el yarumo, el carete, la ceiba y la ceiba amarilla.

Por esta razón, la Gerencia del Centro trabaja en articulación con los líderes sociales y ambientales del sector para convertirlo en el Distrito Ambiental de la Comuna 10, en el que se puedan desarrollar procesos de apropiación del espacio público y de protección de los recursos naturales, especialmente porque La Asomadera es una barrera ecológica contra la expansión urbana y es un lugar especial para la investigación y la educación ambiental en temas de conservación.

“Realizaremos la recuperación de cuatro puntos críticos y un recorrido por el cerro La Asomadera, que es el principal pulmón verde que tiene nuestra comuna 10 – La Candelaria. En este recorrido nos acompañarán vecinos de los barrios Las Palmas, San Diego y Colón y empezaremos los diálogos para la construcción del que será el primer Distrito Ambiental del Centro y de Medellín”, afirmó la gerente del Centro, Mónica Pabón.

 

Durante la jornada de recuperación ambiental del cerro la Asomadera, la Alcaldía de Medellín lidera la Brigada Centro ConSentido para el barrio Las Palmas. En alianza con Isvimed, el Área Metropolitana y las secretarías de Medio Ambiente, Infraestructura, Movilidad y Seguridad y Convivencia, se brindará atención a la población vulnerable; se harán intervenciones de infraestructura, paisaje y medio ambiente; además, acompañamiento en temas de seguridad, espacio público y convivencia y regulación de la movilidad en los puntos críticos de congestión.

La Asomadera fue declarada Área de Recreación Urbana en 2011 y es la cuarta área protegida en el Valle de Aburrá. Es una zona de vital importancia para Medellín y especialmente para el Centro de la ciudad porque es un espacio donde se pueden desarrollar actividades de recreación pasiva y apreciación social del paisaje. También es un lugar para la investigación y dinamización de procesos ambientales de la capital antioqueña.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest