Los incendios forestales registrados en Europa y el Reino Unido entre el 1 de junio y el 31 de agosto de este año produjeron 6,4 megatoneladas de carbono, el nivel más alto para este periodo desde el verano de 2007, con España y Francia como los países con las emisiones más elevadas, informa el Sistema europeo Copernicus (CAMS).

Según los datos del Sistema Mundial de Asimilación de Datos sobre Incendios (GFAS) del Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus, la combinación de olas de calor y las prolongadas condiciones de sequía en Europa occidental dieron lugar a un aumento de la actividad, la intensidad y la persistencia de los fuegos.

Emisiones de los incendios

Las emisiones registradas en este verano se originaron en «gran medida» por los devastadores incendios forestales en la Península Ibérica y el suroeste de Francia, según GFAS, y fueron España y el país galo los territorios con las emisiones más elevadas en los últimos 20 años procedentes de fuegos.

El CAMS obtiene los datos gracias a la observación satelital de las ubicaciones de los incendios forestales, el poder radiativo del fuego (FRP) -una medida de la intensidad para estimar las emisiones de contaminantes presentes en el humo-, las emisiones y el impacto resultante en la calidad del aire de estos desastres en Europa y en otros lugares del planeta.

En otras regiones del hemisferio norte, donde se suele experimentar un pico de actividad de los incendios forestales durante el verano, las emisiones totales estimadas fueron considerablemente menores en comparación con los últimos años, a pesar de registrarse algunos fuegos devastadores.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest