Para restaurar 1116 hectáreas (ha) y sembrar 589.000 árboles nativos en 26 municipios del oriente antioqueño, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Corporación para el Manejo Sostenible de los Bosques Masbosques, firmaron acuerdos voluntarios de restauración y conservación ecológica con 650 familias pertenecientes a BancO2, estrategia de Pago por Servicios Ambientales (PSA).

Estos acuerdos están enmarcados en el convenio firmado entre el Ministerio de Ambiente y Masbosques, por $9303 millones, de los cuales $9000 millones son aportados por la entidad ministerial. El proyecto durará 12 meses, establecerá tres viveros temporales, dos de ellos en Granada y San Francisco, y capacitará a 30 personas en viveros forestales.

“Este trabajo se hace de la mano con las comunidades, con su aporte alcanzaremos la meta de sembrar 180 millones de árboles al año 2022, de los cuales ya llevamos 96.1 millones. También, con el establecimiento de estos sistemas sostenibles de conservación, contribuimos a la disminución de la tasa de deforestación en la región, e incrementamos las masas boscosas de sus territorios”, aseguró el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa.

Jaime Andrés García Urrea, director ejecutivo de Masbosques, expresó que la corporación ha sido muy enfática en que la restauración se tiene que hacer con aliados, que la siembra de los árboles se debe hacer con personas que crean en la conservación.

“Las familias que han estado inmersas en Pago por Servicios Ambientales y en BancO2 vienen de unos procesos de educación ambiental, de conservación y consolidación de la política de PSA; ellas, más allá de conservar, quieren restaurar estos ecosistemas estratégicos. Además, es allí donde tenemos una gran cantidad de áreas disponibles para aportar a la meta nacional de los 180 millones de árboles sembrados”, expresó García Urrea.

Las acciones de restauración ecológica se realizarán en los municipios ubicados en jurisdicción de la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare (Cornare), como Abejorral, Alejandría, Argelia, Cocorná, Concepción, El Carmen, Granada, Guarne, Guatapé, La Ceja, La Unión, Marinilla, Nariño, Puerto Triunfo, Retiro, Rionegro, El Peñol, San Carlos, San Francisco, San Luis, San Rafael, San Roque, San Vicente, Santo Domingo, El Santuario y Sonsón.

“Es un apoyo muy grande, nos beneficiamos de lo que nos dan, con eso compramos mercado, abono, riegos. Mientras yo viva, voy a proteger el bosque lo más que pueda”, afirmó Francisco Rivera, campesino de San Vicente.

A la fecha, el convenio ha avanzado en la caracterización de familias y en la firma de acuerdos de conservación, en los que las personas se comprometen a establecer sistemas agroforestales o de enriquecimiento forestal, y a cuidarlos.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest