Tras una jornada de recorridos en el Santuario de Fauna y Flora Otún Quimbaya y al llegar a la sede administrativa, guardaparques y visitantes de esta área protegida se llevaron una grata sorpresa al encontrarse de frente con una familia de tairas que estaba jugando en las ramas de un árbol de la especie Urapán.

El grupo de tairas conformado por 3 individuos se alertó con la presencia de las personas, dos de ellos salieron a esconderse entre el bosque que circunda la sede del Santuario, uno de ellos se mantuvo en el árbol y posó ante las cámaras de los guardaparques, quienes de manera inmediata invitaron al resto de personal que se encontraba en la zona a alejarse para no perturbar al animal.

Cabe resaltar que no es fácil observar a esta especie y mucho menos en grupos tan grandes, por lo cual el avistamiento de esta familia significa un logro importante para el trabajo de conservación de especies de fauna silvestre que adelantan los guardaparques de Otún Quimbaya.

La taira es un mamífero carnívoro. Habita en bosques y sabanas. Su dieta se basa en vertebrados pequeños, insectos, crustáceos y carroña, pero puede consumir frutas. Su amenaza principal es la perdida de hábitat generada por actividades productivas del hombre, a pesar de esto, no se considera una especie amenazada debido al estado actual de sus poblaciones.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest