Colombia tuvo una participación muy activa durante la segunda semana de la cumbre mundial de cambio climático COP26 de Glasgow (Escocia, Reino Unido).

Sin embargo, la representación en la cumbre continúa porque a esta hora los negociadores de Colombia aún están en reuniones debatiendo y tratando de conseguir mejores condiciones para el país.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa, jefe de la delegación colombiana, entre otros representantes del Gobierno Nacional, explicaron en la plenaria de la COP, y en múltiples reuniones, por qué los países desarrollados, y que más contaminan el planeta, deben incrementar sus ambiciones de reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI), y cumplir sus promesas de aportes económicos y de tecnologías, para que los países en desarrollo, y que más tienen que perder, como Colombia por su rica biodiversidad, puedan avanzar en lo establecido en el Acuerdo de París.

“No podemos esperar más, no podemos seguir hablando de la meta de no superar los 2 °C, hablemos de que la temperatura del planeta no debe pasar los 1.5 °C, que la ciencia nos está diciendo que estamos a punto de alcanzarlo. Y algo también muy importante: esperamos que se cumpla el financiamiento de los 100 mil millones de dólares anuales, que los países desarrollados nos digan cómo se va a cumplir esta promesa y que a los países en desarrollo se nos garantice el acceso a ese financiamiento, en los términos y condiciones adecuadas”, dijo el ministro.
A continuación, los principales hechos relacionados con Colombia durante la segunda y última semana de la COP26:

Por los océanos

El ministro Correa firmó la Declaración Because the Ocean (Por el océano), cuyo fin es la protección de los mares. “Esto es vital para el país. Colombia no cesa en su afán de proteger todos sus ecosistemas naturales”, dijo.
Para Remi Parmentier, secretario de la iniciativa, es muy importante que la gente que trabaja en la conservación y protección del océano hable y coordine con quienes trabajan en la protección y conservación del sistema climático.
“El océano es la sala de máquinas del sistema climático mundial. Era muy importante la firma de Colombia, porque es un país con costas en las dos orillas del océano, tiene una biodiversidad marina ejemplar y ha tomado unas medidas para la protección del océano que realmente vemos como ejemplares”, resaltó Parmentier.

Representante de 33 países

Colombia fue escogida para representar a América Latina y el Caribe ante el Comité Directivo del Mecanismo Internacional de Varsovia de Pérdidas y Daños, principal vehículo dentro de la COP26 a través del cual los países asociados contrarrestan los impactos del cambio climático.
Esto dijo Ángela Rivera, coordinadora de la Asociación Independiente de América Latina y el Caribe (AILAC) para los temas de Adaptación y Pérdidas y Daños, y vocera en las negociaciones de Glasgow: “Esperamos representar a los 33 países de la región con distintos grupos, de acción y apoyo, brindar orientaciones sobre posibles financiaciones, y, por supuesto, apoyar con gestión del riesgo a países vulnerables, con metodologías, estándares, entre otros aspectos, que permitan a la nación científica llevar a terreno acciones para luchar contra las pérdidas y los daños asociadas al cambio climático”.

La OMS elogió a Colombia

Para María Neira, directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando se toman decisiones para combatir el cambio climático, las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC, por su sigla en inglés) representan para las poblaciones beneficios enormes en cuanto a salud.
“Eso ya lo sabíamos, lo estábamos informando siempre; pero con los esfuerzos que ha hecho Colombia, no solo lo sabemos de forma cualitativa, sino cuantitativamente. Hemos aplicado un método importante, desarrollado por la OMS, hemos revisado los compromisos de Colombia para la mitigación de cambio climático y se ha demostrado que hay unos beneficios enormes para la salud”, dijo Neira, quien agregó que el modelo colombiano para luchar contra el cambio climático será sugerido a otros países.

19.000 personas beneficiadas

Colombia y Ecuador dieron a conocer su programa Fortaleciendo la Capacidad de Adaptación al Cambio Climático a través de Acciones de Seguridad Alimentaria y Nutrición en Comunidades Vulnerables Afro e Indígenas Awá en la zona fronteriza.

El proyecto beneficia a 19.000 personas y tiene un área de intervención de 915.000 hectáreas, donde se ubican 135 comunidades priorizadas, de las cuales 69 están localizadas en los departamentos de Nariño y Putumayo, en Colombia, y 66 en las provincias de Esmeraldas, Carchi, Sucumbíos e Imbabura, en Ecuador.

“Esta es una necesidad global, y Colombia viene trabajando en la ejecución de este programa para poder adaptar a las comunidades a los efectos del cambio climático, y darles, también, seguridad alimentaria y desarrollo sostenible”, afirmó David Olarte, jefe de la Oficina de Asuntos Internacionales del Minambiente.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest