Trescientos mangles nativos fueron plantados en las orillas de la ciénaga de Mallorquín, en el corregimiento Eduardo Santos La Playa, de Barranquilla, por parte de migrantes venezolanos y población colombiana que allí reside, siembra que se hizo en el marco del Día Mundial del Árbol, que se celebra hoy, y de la Gran Sembratón Nacional, liderada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

La actividad se llevó a cabo en conjunto con el proyecto ‘Ciudades incluyentes, comunidades solidarias’, que promueve la integración desde una perspectiva territorial, entre la población refugiada y migrante y las comunidades de acogida de nueve ciudades de Latinoamérica y el Caribe.

Lo anterior se hizo con el apoyo de la Unión Europea, proyecto que es implementado por el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat), la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

“Esta actividad hace un gran aporte a la meta de sembrar 180 millones de árboles, de los cuales ya llevamos 120 millones, y es una muestra de que es posible convertir los retos de la migración en oportunidades de desarrollo sostenible. Esta actividad, además de contribuir a una mejor calidad del aire, reduciendo la temperatura, mejorando el flujo del agua y el hábitat para todo el ecosistema alrededor de la ciénaga, empodera a toda la ciudadanía para apropiarse y cuidar el hábitat como plataforma de integración”, afirmó el ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa.

La ciénaga de Mallorquín es un activo valioso para las comunidades que habitan el corregimiento de Eduardo Santos La Playa. Para ellas, es una prioridad el desarrollo de acciones dirigidas a salvaguardar este ecosistema que ha sufrido graves afectaciones por la tala indiscriminada de mangle. Por ello, también allí se hacen jornadas de educación ambiental para que las nuevas generaciones aprendan el valor de la conservación del medio ambiente y el cuidado de su entorno.

Posterior a la siembra, se llevó a cabo una actividad artística a cargo de la Agencia Cultural 7-80, que hizo una sensibilización ambiental. Al cierre, niñas, niños y jóvenes venezolanos y barranquilleros del proyecto Comunidad ES hicieron otra presentación cultural.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest