Con el objeto de ofrecer una visión sobre las áreas protegidas remotas, los modelos de manejo y los nuevos retos que condicionan la sostenibilidad de estos ecosistemas, Parques Nacionales Naturales organizó un foro donde se revisaron las experiencias desde la entidad con las instituciones aliadas en la conservación de las aguas marinas, especialmente en la parte de investigación y monitoreo. 

“Este foro marca un inicio en la consolidación y fortalecimiento para salvaguardar nuestros mares colombianos y binacionales como es el caso con República Dominicana. Llegaremos a otras áreas binacionales interesadas en ayudarnos en la conservación de los ecosistemas y de la riqueza natural y cultural del país”, explicó Gustavo Sánchez, director territorial Caribe de PNNC. 

El evento contó con la participación de INVEMAR, WWF, WCS, la Dirección Territorial Pacifico de PNNC, PNN Corales de Profundidad, SFF Malpelo, Fundación Malpelo, Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia y el Ministerio de Ambiente de República Dominicana.

Algunos puntos claves que se destacaron a lo largo de la jornada están relacionados con el establecimiento, los estudios técnicos y la fundamentación de las áreas protegidas marinas, el potencial de la RN Cordillera Submarina Beata y DNMI Colinas y Lomas, así como el acompañamiento en la declaratoria de estas zonas marinas y el compromiso en la conservación de las mismas.

Así mismo, Jonathan Delance, funcionario del Medio Ambiente y Recursos Naturales de la República Dominicana, destacó el aprendizaje en el primer Foro, puesto que iniciarán los trabajos de expedición científica, levantará la documentación y harán los estudios correspondientes para una posible declaratoria como área protegida marina, que sería parte de un corredor biológico en el vecino país, instaurado en un acuerdo de colaboración entre ambas naciones, que se firmó el pasado mes de julio entre los presidentes.

Igualmente, Carlos Mauricio Herrera, especialistas en áreas protegidas y estrategias de conservación de WWF, mencionó que el diálogo con los compañeros de República Dominicana permitió revisar el acuerdo de pesca, las implicaciones de manejo zonificación, toma decisiones sobre el área, un ejercicio de conservación y de protección. Adicionalmente, se revisaron cuáles pueden ser los mecanismos para adelantar una planificación adecuada y los mecanismos de sostenibilidad técnica y financiera, las alianzas interinstitucionales y gobernanza.

Entre los retos para el manejo del área están crear el Comité Técnico para mirar las relaciones binacionales, mantener las líneas de investigación y monitoreo, realizar la expedición conjunta entre Colombia y República Dominicana; y a mediano plazo, configurar esquema de gestión efectiva de las áreas protegidas en las dos naciones; establecer los planes de manejo y conservar el equipo de profesionales de ambos países para analizar los usos, los objetivos de conservación, las líneas estratégicas, las acciones de conservación de la Cordillera de Beata.

Síguenos

Pin It on Pinterest