El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en su intención de proteger los recursos naturales, hace una planificación nacional de estrategias y planes inclusiva para lograr este propósito de país que beneficia a toda la sociedad y responde a los compromisos pactados en el Acuerdo de París y, más recientemente, a los de la cumbre mundial de cambio climático COP26 de Glasgow.

Por lo anterior, se llevó a cabo el I Encuentro Interétnico de Mujeres Cuidadoras de la Vida y la Naturaleza, en el hotel Inter de Bogotá, evento organizado por la Subdirección de Educación y Participación del Minambiente, en articulación con el programa Pequeñas Donaciones del GEF-PNUD y con apoyo de Fondo Acción. Dicho encuentro cumplió con el propósito de empoderar la gestión ambiental y territorial de las mujeres a través de un espacio de reflexión y fortalecimiento de sus capacidades de liderazgo.

Durante dos días, mujeres indígenas, campesinas y afrocolombianas de diferentes regiones del país compartieron sus experiencias y conocimientos en torno a la conservación ambiental de sus territorios, y reflexionaron acerca del papel que juega su género en la protección de la biodiversidad mediante el desarrollo ambiental y sostenible de sus comunidades.

A superar las brechas de género

“Buscamos empoderar y visibilizar el rol de las mujeres como cuidadoras de la naturaleza, superando las brechas de género que existen en los sistemas patriarcales y promoviendo mecanismos de participación incidente en el aprovechamiento, uso y conservación de los recursos naturales”, explicó María Lucía Franco, subdirectora de Educación y Participación del Minambiente.

A través de talleres que incluyeron bailes, dibujos, representaciones y mucha imaginación, estas lideresas identificaron similitudes en los roles que han desempeñado en sus territorios para proteger los ecosistemas que históricamente han alimentado y curado a sus pueblos, y que hoy se ven amenazados por diferentes factores, poniendo en riesgo su cultura y la permanencia de estas comunidades en el territorio.

Después de una actividad en la que dibujaron su silueta en papel y ubicaron en él el fuego, el éter, el gua y el viento, para identificar lo que son sus raíces, fortalezas, pasiones y saberes, las asistentes al encuentro confirmaron que tienen en común su amor y dedicación por la conservación de la biodiversidad, además de la motivación y el empeño por capacitarse para fortalecerse y seguir tejiendo redes.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest