El último censo de Colombia realizado por el DANE, indica que hay un poco más de 48 millones de habitantes en el territorio nacional. Posicionándose en el puesto número 34 como uno de los países con más densidad demográfica en el mundo, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD); siendo Bogotá la ciudad con más personas viviendo en ella.

Para Vanessa Rodríguez, Profesora de control de calidad del aire de la Universidad Antonio Nariño (UAN), el mayor contaminante para el aire es el aumento de población, “al pensar en las actividades que más contaminan la atmósfera, tendemos a reducirlo a ciertos factores, como por ejemplo, la industria y los automotores. Sin embargo, dejamos de lado, la alta demanda de producción de bienes y servicios que ocasionan el aumento constante de la población”.

Las ciudades, al ser focos de concentración de la población en un país, son los territorios que más tienden a tener problemas de calidad del aire, según ONU-Hábitat. Las ciudades consumen el 78% de la energía mundial, producen más del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero y solo representan menos del 2% de la superficie de la Tierra.

En el marco de esta situación, una de las consecuencias más grandes de la contaminación al aire son las afectaciones a la salud. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) , la contaminación atmosférica provoca cada año 4,2 millones de muertes prematuras en todo el mundo. La profesora de la Universidad Antonio Nariño indica que “las consecuencias no solo se ven reflejadas en muertes prematuras, sino también, en calidad de vida. Si hoy en día, una persona sale a montar bicicleta, se expone a una cantidad de contaminantes como lo son fuentes móviles, vehiculares e industriales“.

Por ejemplo en Bogotá, Según Greenpeace en 2021 hubo alrededor de 3.400 muertes prematuras asociadas a la calidad del aire en la ciudad, es decir, mueren más personas por la contaminación que por homicidios, tabaquismo o uso de drogas. Adicionalmente, para la profesora de control de la calidad del aire, es importante mencionar que hay poblaciones más afectadas en términos de salud “Los ciudadanos que viven cerca la salida de Bogotá en donde hay un alto flujo de tráfico, cerca a zonas industriales o a ladrilleras, tienen más exposición a material particulado que causa enfermedades y muertes”

Para concluir, la profesora Rodríguez, añade que, aunque mundialmente existen objetivos claros para combatir la contaminación atmosférica, es importante implementar medidas más contundentes, como por ejemplo: construcción de ciudades sostenibles que garanticen sistemas de transporte público que motiven a reducir el uso de vehículos, medidas contra la deforestación y adicionalmente, un cambio en la dieta de alimentación de los humanos, pues factores como la producción de alimentos nocivos, también influye considerablemente en la calidad del aire.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest