El edificio Vásquez es uno de los espacios para disfrutar de una gran variedad de flores en Medellín. Este lugar está floreciendo y reactivando la programación cultural y artística del centro de la ciudad, durante la Feria de las Flores.

Heliconias, girasoles, pompones, crisantemos, clattleyas y orquídeas son las especies encargadas de asombrar a todos los asistentes que por estos celebran la Ferias de las Flores.

Los ladrillos y barandas que usualmente encontramos en el interior del emblemático edificio Vásquez para subir a los pisos más altos, los adornan los cientos de especies y traídas de las fincas donde campesinos con muchísimo amor, cuidaron hasta su floración.

El encargado de poner a punto este espacio es Aicario Gaviria, decorador profesional y apasionado de las flores desde hace 40 años.

El poder decorar para mi es algo importante. Me gusta sentirme útil para la sociedad y hacerlo para este año es muy valioso porque la Feria es presencial. Durante tres días estuve muy pendiente de cada detalle y este es el resultado”, nos cuenta con los ojos encharcados de orgullo.

Aicario está atento a detalles como la temperatura, que no debe ser muy alta ni muy baja, o el nivel del agua de las flores que debe estar perfecto y, tener presente cosas como, por ejemplo, que una orquídea florecida no se debe mojar directamente porque se marchita muy rápido.

“Lo que más me gusta de mi trabajo, es que cada especie requiere sus propios cuidados para mostrar su belleza y puedo estar muy cansado, pero nada me hace más feliz que ver los resultados”.

Y es que cuando llega una persona a mirar la exposición, él es el primero en darle la bienvenida al cuarto donde están ubicadas las orquídeas. De una forma amena y respetuosa explica y resuelve inquietudes.

“Vinimos porque nos gusta mucho la Feria de las Flores y estoy de cumpleaños entonces, siempre me dan este regalo. Para mi venir a ver estas bellezas es el mejor regalo. Mi tía tiene 89 y desde hace 20 años, venimos a ver flores a Medellín, dice Betsabé Pimiento, turista de Bucaramanga.

Por su parte, Laura Guzmán, quien vino acompañada de Angie Gómez, para buscar un poco más de inspiración, dice: “desde hace mucho pinto. Me encanta la naturaleza y por medio de mi arte quiero concientizar a las personas sobre el cuidado al ambiente y esta exposición es muy valiosa para nosotras, acá hay muchas flores que no vemos a menudo entonces estamos muy felices de poder asistir”.

Como Betsabé, Laura y Angie son cientos de personas que estarán recorriendo los pasillos del edificio Vásquez, disfrutando de los olores, colores y formas de las flores allí expuestas y por supuesto, de la sabiduría Aicario Gaviria, un hombre siempre atento a compartir su conocimiento y experiencias con quienes llegan atraídos por el gusto de aprender más sobre sus flores favoritas.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest