Ecopetrol desarrolló cinco prototipos de productos cosméticos de alta calidad a partir de la biocera, una materia prima que se extrae del aceite de palma a través de un tratamiento con hidrógeno, lo cual abre un nuevo horizonte de negocios y de generación de empleo para el sector agroindustrial de la región del Magdalena Medio.

Entre el conjunto de innovaciones desarrolladas se encuentran un bálsamo desmaquillador, una crema hidratante, un protector solar, un jabón íntimo y velas aromáticas, cuyos ensayos en laboratorios demostraron que su aplicación sobre la piel no genera ningún tipo de irritación, ni tampoco evidencia niveles de toxicidad.

Este nuevo hito, que se enmarca en la estrategia de ciencia innovación y tecnología de Ecopetrol, es el resultado de un proyecto de desarrollo tecnológico liderado en los últimos dos años entre la Empresa, la academia y otras instituciones de Santander.

La iniciativa se adelanta gracias a un convenio suscrito entre Ecopetrol, la Universidad Industrial de Santander (UIS), el Sena de Barrancabermeja y la Gobernación de Santander.

Contempla una inversión total de $17.500 millones, de los cuales $11.500 millones corresponden a aportes en especie de estas entidades, mientras que $5.984 millones provienen del Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Sistema General de Regalías.

Gracias a este esfuerzo científico se pretende consolidar un ingrediente cosmético de origen natural, que sustituya compuestos sintéticos o minerales usados con frecuencia en las formulaciones cosméticas a nivel mundial.

Asimismo, se busca que esta biocera, procesada con los más altos estándares de calidad, cuente con los requerimientos del Instituto Nacional de Vigilancia y de Medicamentos y Alimentos (Invima), y la Administración de Alimentación y Medicamentos (FDA, por sus siglas en ingles) de Estados Unidos para este tipo de productos.

“A través del proyecto, la estrategia de ciencia, tecnología e innovación de Ecopetrol está generando un impacto social y económico, que se traduce en nuevas líneas de formación y empleo. Nuestros grupos de investigación están comprometidos con el progreso del territorio, el apalancamiento de conocimiento y el desarrollo tecnológico como motores del cambio en los territorios”, puntualizó Luz Ángela Novoa, directora del Centro de Innovación y Tecnología – ICP, de Ecopetrol.

Este logro para la comunidad científica y para los más de 1.000 palmicultores, quienes ven en esta novedosa tecnología un nicho de mercado, se alcanzó luego de practicar 635 análisis fisicoquímicos, 517 análisis de metales y 20 ejercicios de separación de mezclas químicas, que involucraron 78 investigadores del Centro de Innovación y Tecnología – ICP, de Ecopetrol; la UIS y el Sena.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest