«Deforestar una hectárea en la Amazonia puede costar de tres a cuatro millones de pesos”, indicó el ministro de Ambiente, Carlos Correa, al señalar también que la ilegalidad está detrás de “este crimen ambiental”.

En diálogo con RCN Radio, el funcionario señaló que “hay grandes deforestadores, financiadores. Hay mucho dinero (…) Cuando uno habla que hubo una deforestación de mil hectáreas en la Amazonia estamos hablando de miles de millones de pesos. Eso no es dinero de un campesino, de una persona común, es dinero de financiadores”.

Correa indicó que ese dinero viene de “diferentes actividades ilegales como el narcotráfico que va a parar al acaparamiento de tierra, minería ilegal, ganadería ilegal, praderización”.

El ministro de Ambiente reseñó que si bien la deforestación aumentó en 2017 con 219 mil hectáreas, los años 2018 y 2019 hubo reducciones del 18% y 19%. Indicó que las cifras de 2020 se esperan para el mes de junio.

Campaña Artemisa
Correa afirmó que luego de lanzada la campaña Artemisa en 2018, la estrategia militar para controlar la deforestación en áreas de interés en el país, hasta el momento ha habido nueve operaciones en la que han tomado el control de ocho mil hectáreas de bosques en la Amazonia.

Indicó en ese sentido, que se está llevando a debates en el Congreso, la Ley de Delitos Ambientales: “La deforestación sería catalogado como un nuevo delito ambiental, entre los otros tantos que estamos proponiendo”.

“Esta ley pasó a segundo debate y acá hablamos de nuevos delitos y mayores penas no excarcelables como la deforestación, la tenencia de mercurio, el tráfico de flora y fauna que podrían tener penas entre cinco y 15 años”.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest