Un proyecto de evaluación de prácticas agroecológicas y de producción sostenible de café, que se iniciará en el departamento de Casanare, implementará medidas de adaptación al cambio climático y aportará a la resiliencia del sector cafetero, para mantener, entre otros propósitos, la producción del grano hacia el futuro.

Así se le hará frente a los escenarios del cambio climático proyectados para Casanare y modelados por el Plan Regional de Cambio Climático de la Orinoquía. Este plan muestra cómo el cultivo de café sufrirá serias consecuencias debido al aumento de la temperatura en 1 °C, como la pérdida de aptitud de uso del suelo para la siembra en zonas de menor altitud, sumado al desconocimiento de los productores para establecer medidas de adaptación y el bajo número de prácticas de manejo y conservación del medio ambiente, entre otros factores.

La iniciativa es apoyada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible a través de la Dirección de Cambio Climático y Gestión del Riesgo, y fue presentada por la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD) a Minciencias.

El Minambiente desarrolló talleres de capacitación con las comunidades de ocho municipios cafeteros de Casanare. Esto con el fin de identificar las problemáticas en torno al bajo conocimiento sobre la implementación de medidas de adaptación al cambio climático en el sistema productivo, y de transformación del café en el departamento, para establecer objetivos y garantizar la puesta en marcha de esta iniciativa mediante fuentes de financiación, e implementar acciones enfocadas en la adaptación.

“Hemos dado pasos muy grandes”

“La lucha contra el cambio climático es una lucha de todos, no solo del Gobierno Nacional, sino de cada ciudadano y de los sectores, como lo hará en adaptación el del café en Casanare. Solo unidos podremos mitigar los efectos de esta amenaza mundial, que en Colombia, en particular, pone en riesgo la inmensa biodiversidad que nos caracteriza. Sin embargo, y aunque falta mucho, hemos dado pasos muy grandes, como la reciente sanción de la Ley de Acción Climática por parte del señor presidente Duque, que nos brinda herramientas muy importantes para poder reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero al año 2030 y alcanzar la carbono neutralidad al 2050”, dijo Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

El proyecto tiene como objetivos principales la creación de una línea base de producción de café y su procesamiento en Casanare, aumentar en 14.7 % el número de productores que implementarán medidas de adaptación al cambio climático, las cuales incluyen manejo de sistemas agroforestales, manejo de erosión, fertilización orgánica; tratamiento de aguas residuales del café, mejoramiento de calidad del grano en fincas, diversificación de ingresos, producción apícola, fortalecimiento de seguridad alimentaria, entre otras.

Para una agricultura resiliente

“Para nosotros es muy importante generar estos procesos de adaptación en territorio, especialmente con el sector cafetero. Dentro de las acciones que realizaremos está el estudio para producir cafés especiales agroecológicos que permitan mejorar los precios, aumentar el conocimiento sobre la calidad del café en mercados locales y regionales e incentivar a los productores a hacer procesos de transformación de una agricultura tradicional a una agroecológica más resiliente, aprovechando la oferta ambiental de la región”, explicó Álex Saer, director de Cambio Climático y Gestión del Riesgo del Minambiente.

De igual manera, se incluirá la implementación de un sistema de alertas tempranas participativas que consistirá en una red de estaciones pluviométricas de temperatura y humedad, que será alimentada por la misma comunidad, la que analizará los datos para la toma de decisiones.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest