Ayer sábado se celebró el Día Internacional de la Limpieza Costera, una iniciativa de la organización ambiental Ocean Conservancy que, desde 1986, empezó a alertar sobre la necesidad de concientizar a la población mundial acerca de la contaminación de las playas, para evitar una catástrofe ecológica marina.

En Colombia se han identificado 86 puntos críticos de erosión, otro problema que pone en riesgo a las comunidades de mar y a los ecosistemas, según el Plan Maestro de Erosión Costera desarrollado tras un convenio de cooperación internacional entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Embajada del Reino de los Países Bajos.

De acuerdo con cifras de Ocean Conservancy, en las jornadas que celebraron este día en 2021, participaron 141 voluntarios que recogieron de las playas 11.767 elementos, equivalentes a 300 kilos, y 1950 botellas plásticas, entre otros desechos como colillas de cigarrillos y empaques de comida.

En la jornada de ayer, las comunidades de más de 90 países se unieron para recolectar la basura que ensucia sus costas. Desde el inicio de esta celebración, 17 millones de voluntarios se han sumado al Día Internacional de la Limpieza Costera, lo que ha significado la recolección de más de 350 millones de libras de plástico y escombros.

¿Por qué son importantes las playas?

La playa es un accidente geográfico de una zona de material no consolidado cuyo reposo es más dinámico que estático, y cuyo límite está constituido por una masa de agua que abarca la línea de bajamar desde donde llegan las olas; el área hacia donde avanza tierra adentro se denomina zona costera.

Las playas son, esencialmente, franjas de arena movidas por procesos litorales. Su materia proviene del interior del continente transportado por los ríos, o de erosión de la misma zona costera, y en algunos casos, las arenas llegan hasta donde las vemos desde las aguas más profundas.

Las partículas que componen una playa suelen estar hechas de roca, como arena y grava, o de fuentes biológicas, como conchas de moluscos o algas coralinas. Los sedimentos se depositan en diferentes densidades y estructuras, dependiendo de la acción del oleaje y el clima, creando diferentes texturas, colores y capas de material.

Las playas ocupan alrededor de un tercio de las costas del mundo y son espacios populares para la recreación; desempeñan importantes funciones sociales, económicas y culturales, e impulsan las industrias turísticas locales. Adicionalmente, son ecosistemas esenciales que mantienen la biodiversidad acuática o marina, y lugares de reproducción de tortugas marinas o áreas de anidación de aves marinas o pingüinos.

Además de la contaminación por residuos, las playas enfrentan diversas problemáticas, entre estas la erosión costera por el cambio climático, lo que incide directamente en los hábitats naturales ubicados en las zonas costeras, como estuarios y humedales.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest