Corantioquia reitera el llamado a los municipios a prevenir y atender oportunamente los eventos que puedan presentarse con motivo de las lluvias. De acuerdo con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, hay una alta probabilidad de que se desarrolle el fenómeno de La Niña, lo cual representa también aumento en las precipitaciones y mayor riesgo de que ocurran crecientes súbitas, inundaciones y deslizamientos de tierra, entre otros eventos.

Según el reporte del Centro Regional de Pronósticos y Alertas de Antioquia (CRPA), emitido el 30 de agosto en la mañana, más de 40 municipios de la jurisdicción presentan alertas hidrológicas por aumento de caudal en los ríos. Por riesgo de deslizamientos, hay alerta naranja en 15 municipios y alerta amarilla en otros 33 municipios de la jurisdicción. Además, información entregada por el IDEAM y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible indica que hay una alta probabilidad de que, a partir de la segunda quincena de septiembre, se registren precipitaciones entre un 60% y un 80% por encima de los promedios climatológicos.

Por ello, Corantioquia hace un llamado a los municipios para que mantengan activos los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres (CMGRD) y a consultar los reportes y alertas que constantemente emiten las entidades competentes, como el Centro Regional de Pronósticos y Alertas de Antioquia (CRPA).

Así mismo, reiteró su compromiso en apoyar a los municipios en la gestión del riesgo, destacando que en 2021 se han destinado aproximadamente de $348 millones a la realización de diferentes estudios, en los cuales Corantioquia ha aportado más de $261 millones y los municipios de Támesis, Armenia y Barbosa más de $86 millones.

La Corporación también invierte cerca de $608 millones en la presente vigencia en la contratación de 11 geólogos que brindan asesoría, capacitación y acompañamiento permanente a los municipios de la jurisdicción. El apoyo a la gestión del riesgo ha incluido 23 visitas técnicas a eventos registrados en 19 municipios, 19 reuniones de asesoría sobre el Plan Municipal de Gestión del Riesgo y 15 visitas de entrega de mapas de Sistemas de Alerta Temprana (SAT) a igual número de municipios.

Las recomendaciones

Corantioquia recuerda algunas recomendaciones para afrontar de la mejor forma posible la temporada de lluvias, entre las que se destacan:

*Identificar los sectores urbanos y rurales susceptibles a crecientes y deslizamientos.

*Estar atentos a las alertas emitidas por el IDEAM y las entidades competentes.

*Monitorear continuamente de los niveles de las fuentes de agua.

*Monitorear las zonas de ladera, con el fin de identificar cambios en el terreno, aparición de grietas o asentamientos. Realizar seguimiento a taludes de vías y caminos.

*Realizar campañas de limpieza de ríos y canales de aguas lluvias, para evitar inundaciones a causa de basuras y escombros que generan represamiento.

*Adelantar campañas para mantenimiento de viviendas, donde se verifique el estado de techos y canoas, se realice la limpieza necesaria y el reforzamiento de los techos, de manera que puedan soportar las lluvias y vientos fuertes, asegurando las tejas y láminas de zinc y los materiales que pueden ser arrastrados por la fuerza de los vientos.

*Realizar mantenimiento preventivo de acueductos veredales y los sistemas de recolección de aguas lluvias y alcantarillados.
Reforzar con las comunidades los Sistemas de Alerta Temprana (SAT)

*A las comunidades se les recomienda mantener medidas preventivas como la limpieza de bajantes y canoas, disposición adecuada de residuos y tener a la mano los contactos de los organismos de socorro.

*Así mismo, mantener fortalecidos los Sistemas de Alerta Temprana (SAT), cadenas de llamadas, rutas de evacuación, puntos de encuentro, mantenimientos de los equipos de comunicación y alarma. Si viven cerca de ríos y quebradas estar atentas a cualquier cambio que se presente y dar aviso a las autoridades.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest