En febrero se iniciarán cuatro proyectos de restauración a través de los cuales se sembrarán, aproximadamente, tres millones de árboles nativos en distintas regiones del país, con el fin de recuperar áreas degradadas y devolverle vida a los bosques.

Estas iniciativas, que serán lideradas por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, le aportarán a la meta del Gobierno Nacional de sembrar 180 millones de árboles al 2022. Ya se han plantado 113.134.020 árboles con el apoyo de particulares, organizaciones públicas, privadas y no gubernamentales, y de proyectos en ejecución cofinanciados por entidades estatales.

“Esta meta la estamos logrando con el apoyo de las comunidades y el acompañamiento permanente de nuestros aliados; solo con el compromiso de todos llegaremos a la recuperación y protección de los ecosistemas. Este propósito es fundamental para luchar contra los efectos de la deforestación, un fin que hemos fortalecido con la Ley de Acción Climática, la Ley de Delitos Ambientales y el decreto de no maderables”, afirmó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa.

Los proyectos se implementarán a través de convenios entre el Minambiente y la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas), el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por su sigla en inglés), la empresa Coolechera y la Corporación para el Manejo Sostenible de los Bosques Masbosques.

En ese sentido, el convenio con Corpocaldas adelantará acciones de restauración ecológica a través de un proyecto piloto mediante el cual se dispersarán semillas. Serán restauradas 220 hectáreas en nueve municipios caldenses, y se contará con parcelas de monitoreo para medir el éxito de la iniciativa.

El convenio con WWF permitirá la siembra de aproximadamente 170.000 árboles en Chocó y Guaviare, mediante la vinculación de las comunidades, fortaleciendo las capacidades locales.

Coolechera incentivará procesos de reforestación en zonas ganaderas del Caribe, a través de la producción y entrega de material vegetal nativo a cooperados de la empresa, con el fin de llevar a cabo la siembra en sus predios. Para esto, se construirá un vivero que tendrá una producción de 830.000 plántulas anuales, que se utilizarán en procesos de reconversión productiva para migrar a una ganadería más sostenible y sistemas silvopastoriles, disminuyendo los impactos ambientales de esta actividad.

Con Masbosques, las acciones se harán en las Reservas Naturales de la Sociedad Civil, ubicadas en 21 municipios de 14 departamentos, en el marco del programa Un Árbol Para Reservas Naturales de la Sociedad Civil; se trabajará junto a Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) y a entidades territoriales para el suministro de material vegetal, y llegar así a un total de 1.850.000 árboles en áreas estratégicas por sus características sociales, culturales y ambientales.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest