Colombia pasó de 150 mil hectáreas a más de 171 mil deforestadas entre 2019 y 2020, aumentando considerablemente su riesgo climático y con un alto costo de pérdida de biodiversidad que se traduce en degradación de servicios ecosistémicos y calidad de vida para las personas. Para frenar esta tendencia, el país se trazó una meta ambiciosa de restauración de los ecosistemas naturales.

Para ello, el Instituto Humboldt en colaboración con el Instituto Internacional para la Sostenibilidad de Australia, adaptó al contexto del país una herramienta que identifica las áreas prioritarias para la restauración, teniendo un balance entre los beneficios de conservación de biodiversidad, la mitigación del cambio climático, y el costo de estas acciones para su implementación.

Un equipo de más de 10 investigadores de ambas instituciones desarrollaron la herramienta a partir de la metodología usada en la plataforma WePlan Forests con un enfoque nacional.

El Mapa de Restauración de Colombia, como se le ha llamado a la plataforma, es el resultado del análisis que contempla el balance de los beneficios de conservación de la biodiversidad y mitigación del cambio climático con los costos de las acciones de restauración, integrando variables que identifican el potencial de regeneración natural en el país.

La metodología utilizada para la construcción de esta plataforma se caracteriza por su innovación, pues está basada en la formulación de un problema matemático que encuentra soluciones exactas que cuantifican el compromiso entre los costos y beneficios de la implementación.

La puesta en marcha de la plataforma identifica un amplio rango de escenarios en diferentes contextos que van desde el mínimo costo de las acciones de restauración hasta opciones de máximo beneficio, pasando por los escenarios costo-efectivos que no son los más costosos y encuentran un equilibrio en los beneficios según los recursos disponibles. Los resultados de los escenarios podrán descargarse desde la plataforma como insumo para análisis y estudios.

Esta colaboración se desarrolló en el marco de la iniciativa “Sembrar nos Une” y fue parte del apoyo del Instituto Humboldt a la meta nacional de siembra de 180 millones de árboles. Los resultados se plantean como un complemento a los esfuerzos previos por identificar áreas prioritarias para restaurar en el país, por ejemplo, el Plan Nacional de Restauración Ecológica, Rehabilitación y Recuperación de Áreas Degradadas – PNR.

 

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest