Colombia registra 67.000 especies de fauna y flora, una gran noticia para el patrimonio natural del país, que hoy celebra el Día Nacional de la Vida Silvestre.

“En esta fecha quiero seguir invitando a todos los colombianos a preservar y cuidar la variedad de flora y fauna silvestre que habita en nuestro territorio. Nuestra riqueza natural es invaluable y admirada por el mundo, sigamos haciéndole frente a todo aquello que atente contra esta biodiversidad, para que juntos, Minambiente, entidades y ciudadanos fortalezcamos el desarrollo sostenible sin el cual el planeta no sería viable”, dijo el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa.

En Colombia los páramos se agrupan en 37 complejos y hay 82 descritos individualmente; estos, además de ser ecosistemas del frailejón, una de las plantas insignias de Colombia, considerada torre viviente de agua, son el hábitat de especies como el oso de anteojos, el cóndor de los Andes, conejos, comadrejas, águilas, patos y alondras, entre otras 4700 especies de plantas, claves para el control del dióxido de carbono.

Uno de los flagelos que más atenta contra las 67.000 especies del país es el tráfico ilegal, delito que genera millones de dólares y que ha combatido con decisión el Gobierno del presidente Iván Duque. Por ello, el Minambiente implementa la Estrategia Nacional para la Prevención y Control al Tráfico Ilegal de Especies Silvestres, que identifica, prioriza, orienta, coordina, articula y ejecuta acciones para disminuir el tráfico y generar alternativas productivas que sustituyan el ilícito.

Entre las aves más traficadas están los loros papagayos, guacamayas y cotorras. Entre los reptiles, de los cuales hay 537 especies, se encuentran las tortugas y los cocodrilos. Por eso la importancia de la Ley de Delitos Ambientales, sancionada por el presidente Iván Duque, que creó nuevos delitos contra el medio ambiente, como la deforestación, incluyendo su promoción y financiación, castigada hasta con 15 años de prisión; el tráfico de fauna, la financiación de la invasión de áreas de especial importancia ecológica, y la financiación y apropiación ilegal de baldíos de la nación.

Otras medidas tomadas por el Minambiente son la Política Nacional de Protección y Bienestar Animal, que establece lineamientos en protección y bienestar de animales silvestres, domésticos, y de investigación, experimentación y educación, para erradicar toda forma de violencia contra estos seres vivos. Y el Decreto 690, que regula el manejo sostenible de la flora silvestre y los productos forestales no maderables.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest