La ministra de Transporte, Ángela María Orozco participó en el Foro ‘Hidrógeno en el Caribe, energía para el desarrollo’, organizado por el periódico El Universal. En este espacio expuso los beneficios que tiene el hidrógeno como nuevo energético en el sector movilidad, y el potencial que tiene Colombia en materia de producción.

En su intervención, la ministra Orozco explicó que “El hidrógeno permite que el transporte tenga mayores autonomías, es decir, que los vehículos puedan recorrer mayores distancias con un mismo volumen de almacenamiento. Además, hay que resaltar que este energético cuenta con una alta densidad energética, es decir, alta energía por unidad de peso. Por ejemplo, un 1 kilogramo de hidrógeno tiene aproximadamente tres veces el potencial de uno de diésel”.

El Gobierno nacional, durante estos tres años y medio de administración, le ha apostado a un sector transporte sostenible, enfocado en cero y bajas emisiones, principalmente en los modos de carga y de pasajeros. El hidrógeno se convierte en una apuesta más frente a ese objetivo.

Por eso, en equipo, el país desarrolló la hoja de ruta del hidrógeno, donde se identifica la importancia de la implementación de este energético y se describe el análisis de todas las etapas de la cadena de valor del hidrógeno en el que se establecen las fortalezas del país en materia de exportación y autoabastecimiento.

La hoja de ruta analiza la producción de hidrógeno azul y verde, estimando proyecciones de demanda, estableciendo metas a 2030 e identificando los lineamientos de política regulatoria, instrumentos de desarrollo de mercado, apoyo al despliegue de infraestructura e impulso al desarrollo tecnológico.

De acuerdo con la ministra de Transporte, “en la hoja de ruta del hidrógeno se definieron varias metas a alcanzar desde nuestro Sector. Por ejemplo, esperamos contar con entre 1.500 y 2.000 vehículos ligeros de pila de combustible, entre 1.000 y 1.500 vehículos pesados de pila de combustible y tener en servicio entre 50 y 100 hidrogeneras de acceso público en todo el país para el año 2030”, dijo Ángela María Orozco.

El uso del hidrógeno como energético permite que los vehículos con celda de combustible operen sin generar emisiones. Por otro lado, permite recorrer mayores distancias antes de repostaje o recarga de hidrógeno, frente a otros energéticos como el diésel, la gasolina, el gas o la electricidad, debido a la alta densidad energética disponible por peso o volumen de hidrógeno. Además, el peso es similar a los de combustión en vehículos pesados, lo que representa no generar retrasos en la homologación de buses y camiones. Para camiones, adicionalmente, significa no sacrificar capacidad de carga por aumento de peso de tanques de almacenamiento de energía.

El Gobierno de Colombia sigue trabajando articuladamente con el propósito de descarbonizar el sector transporte y el hidrógeno tiene el potencial de aportar en este objetivo. Es importante tener en cuenta que los vehículos con celda de combustible son una tecnología que, si bien avanza, todavía sigue en desarrollo. Como país estamos analizando los pasos a seguir para aprovechar el potencial que tiene como energético. Así, con hechos, el Gobierno ratifica su compromiso con la movilidad sostenible y el transporte de cero y bajas emisiones.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest