En el encuentro de alto nivel Estocolmo+50, en el que líderes mundiales se reunieron a definir pautas para seguir combatiendo el cambio climático y salvaguardar los recursos naturales, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa, dijo que el financiamiento para proteger el planeta no da espera, y que los países desarrollados deben elevar sus ambiciones, como Colombia, que, a pesar de que solo produce el 0.6 % de emisiones a la atmósfera, se propuso reducirlas en 51 % al año 2030 y alcanzar la carbononeutralidad al 2050.

Este encuentro, desarrollado en Estocolmo, culminó hoy tras haber abierto espacios que permitieron conocer y priorizar las principales acciones que cada sector involucrado está liderando para unificar una agenda ambiental a favor de un planeta sano.

En la última jornada de trabajo, el ministro Correa llamó a una “Coalición de la Acción” y expuso las principales iniciativas que el Gobierno Nacional adelanta en la lucha contra el cambio climático y la protección de los recursos naturales; resaltó la ruta del Camino a Cero para alcanzar la carbononeutralidad, los buenos resultados de la Estrategia de Largo Plazo y la Ley de Acción Climática, programas y marco normativo moderno que han posicionado la  agenda ambiental de Colombia como un referente internacional.

“Estas decisiones implican una movilización financiera. El más importante grupo de expertos económico del país estimó que las inversiones climáticas de Colombia costarán, como mínimo, el 1 % del PIB al año 2030”, precisó Correa, quien además agregó que “somos el primer país de Latinoamérica en contar con una taxonomía verde para proyectos que mitiguen el cambio climático y que protejan la biodiversidad”.

En este mismo espacio, Correa resaltó la importancia de trabajar articuladamente con el sector financiero, como actualmente se está haciendo con la firma del Protocolo Verde, mecanismo que garantizará el 40 % del financiamiento de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés), por parte de entidades bancarias.

“Además, emitimos con éxito dos bonos soberanos verdes por un total de 363 millones de dólares, para financiar iniciativas de energías renovables, economía circular, servicios ecosistémicos y protección de la biodiversidad, siendo la segunda nación latinoamericana en hacerlo y la primera en su propia moneda nacional”, afirmó el ministro de Ambiente.

Más temprano, el ministro se reunió con la directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Inger Andersen, con quien trató temas de biodiversidad, protección del 30 % de las áreas marinas y terrestres, economía circular y gestión de plásticos para reducir la contaminación, un encuentro que refuerza la buena relación que ambas partes tienen en función del planeta.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest