Por unanimidad, la plenaria del Senado aprobó el proyecto de ley por cual se establecen medidas tendientes a la reducción gradual de la producción y consumo de ciertos productos plásticos de un solo uso y se dictan otras disposiciones.

La senadora Maritza Martínez (Partido de la U), ponente de la iniciativa, mencionó que este proyecto de ley fue concertado con iniciativas anteriormente presentadas por congresistas de distintos partidos y busca la prohibición, reducción y sustitución de plásticos de un solo uso, con el fin de resguardar los derechos fundamentales a la vida, la salud y el goce de un ambiente sano.

De igual forma, la iniciativa contempla la sustitución gradual por alternativas sostenibles y se establecen medidas complementarias. “No se están prohibiendo todos los plásticos de un solo uso en este proyecto, solamente aquellos que presentan mayores inconvenientes en su disposición final, su uso es innecesario o el costo ambiental es demasiado alto”, señaló la ponente.

Igualmente el proyecto prohíbe la introducción en el mercado, comercialización, distribución en el territorio nacional y la exportación de ciertos productos elaborados con plásticos de un solo uso, y su descarga por parte de operadores aéreos en zonas como la Amazonía, la Orinoquía y el archipiélago de San Andrés.

Los productos que quedan prohibidos serán bolsas, empaques, guantes, envases para consumo inmediato, empaques o láminas para contener y/o servir alimentos de consumo inmediato, mezcladores y pitillos, soportes para bombas de inflar, recipientes para comercializar frutas, verduras y tubérculos, stickers para frutas, entre otros.

“Hay unas excepciones que contempla la iniciativa como los plásticos para propósitos médicos, aquellos que sirven para contener químicos que representan riesgos para la salud o para el medio ambiente, los que conservan alimentos y bebidas de origen animal, y los que tienen fines específicos por razones de higiene o salud”, afirmó la senadora Maritza Martínez.

Por su parte, la senadora Angélica Lozano (Alianza Verde) celebró la aprobación de la iniciativa, “este es un proyecto de ley admirable porque se hizo en consenso entre el Congreso y los gremios, con los fabricantes pequeños y multinacionales, con la academia y la sociedad civil, lo respaldó con el corazón”. El proyecto tendrá que ser conciliado con la Cámara para luego si ser sancionado por el presidente de la República.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest