La Alcaldía de Medellín acompaña las iniciativas de los ocho cabildos indígenas que habitan en la ciudad, para lo cual destinó una inversión de $55 millones. El propósito es contribuir con la reactivación y la recuperación de los sectores económicos de los grupos étnicos con apoyo y visibilización de los emprendimientos locales.

El cabildo Inga prepara las líneas estratégicas de su Plan Integral de Vida; el Chibcariwak avanza con apoyo organizativo y estructural a través de su historia; y el Quillacingas-Pastos trabaja en la minga gastronómica “El alimento es la comunión con nuestra madre tierra”.

Por su parte, el Wayú recibe fortalecimiento de la identidad a través de la promoción de artesanías y la creación de oportunidades comerciales; el Nutabe, en aspectos de convivencia comunitaria; el Embera en temas técnicos; el Zenú, en asuntos administrativos para la adquisición de herramientas digitales; y el Kichwa en la línea estratégica pedagógica de los niños y las niñas indígenas.

Cada cabildo hizo una propuesta adicional para fortalecer a los gobernadores indígenas en  sus capacidades de liderazgo y organización administrativa, de modo que puedan mejorar la gestión en las comunidades que representan.

“Cómo Alcaldía de Medellín fortalecemos las iniciativas que buscan el beneficio de las comunidades indígenas de la ciudad. Cada uno de los ocho cabildos ha venido desarrollando un proyecto con el que sus comunidades son beneficiadas, generando progreso para los más de 6.000 indígenas que habitan la ciudad. En Medellín Futuro trabajamos por la población indígena y sus cabildos”, afirmó la gerente Étnica, Farlin Perea Rentería.

La propuesta metodológica de cada idea se realizó con el acompañamiento de los profesionales de la Gerencia Étnica.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest