La Procuraduría General de la Nación advirtió falencias e improvisaciones en las adecuaciones para continuar disponiendo en el relleno sanitario El Carrasco (Santander), pese a la orden judicial de cierre definitivo, y pidió a la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB), que asumió el seguimiento del sitio, realizar un control riguroso a la operación de la disposición de residuos.

En visita técnica del pasado 3 de noviembre, el Ministerio Público alertó sobre la necesidad de realizar un estudio hidráulico y geotécnico debidamente aprobado por el ente ambiental respecto al desvío de la quebrada El Carrasco, la cual fue encausada por tubería y box culvert, con el fin de proteger este importante cuerpo de agua.

La Procuraduría evidenció falta de control ambiental en la disposición, después del cierre ordenado por el juez, ya que los nuevos volúmenes, drenaje de gases y lixiviados carecen de una programación y consistencia técnica.

También observó la salida de lixiviados por las chimeneas de gases, aspecto que a juicio del ente de control requiere pronta solución para evitar acumulaciones indebidas dentro del sitio de disposición final, que pueden generar posibles deslizamientos y una consecuente contaminación ambiental.

El ente de control adelanta vigilancia preventiva a las acciones encaminadas a la búsqueda de una solución para la prestación del servicio público domiciliario de aseo, en su componente de disposición final de residuos sólidos producidos por el Área Metropolitana de Bucaramanga y otros municipios del departamento de Santander.

En días pasados, la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales presentó informe con fines disciplinarios al evidenciar presuntas omisiones por parte de los mandatarios territoriales que disponen en El Carrasco e irregularidades frente a la eficiente prestación del servicio público de aseo.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest