Garantizar el financiamiento sostenible del país es el propósito del Gobierno Nacional a través de Taxonomía Verde, una estrategia que establece un sistema de clasificación para actividades económicas y activos que tengan contribuciones al logro de objetivos ambientales, y que respondan a los compromisos, estrategias y políticas trazadas por Colombia en esta materia.

Esta estrategia fue lanzada por el presidente de la República, Iván Duque, en Nueva York, acompañado de varios de sus ministros, entre ellos el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa.

“Colombia se enorgullece de lanzar en Nueva York Taxonomía Verde, un modelo de referencia para otros mercados emergentes, de la mano con el sector privado en Latinoamérica. En este momento somos el cuarto país del mundo en contar con una Taxonomía Verde, una especie de código genético a través del cual vamos a definir todas las determinaciones de política pública que pueden ser muy valiosas y que, además, se podrán demostrar en cualquier forma en un mercado de carbono”, explicó el presidente Duque.

Con esta iniciativa, Colombia también se convierte en el primer país de Latinoamérica en contar con una Taxonomía Verde, lo que permitirá movilizar más recursos para favorecer proyectos que mitiguen el cambio climático y que protejan la biodiversidad. Así mismo, le apunta a diferenciar instrumentos financieros denominados como verdes y a apoyar el monitoreo y rastreo de inversiones.

“Nuestro país sigue marcando su ruta hacia la sostenibilidad, esta vez apalancando nuevos recursos e inversiones para el sector. Con Taxonomía Verde, lograremos impulsar proyectos ambientales de prioridad para el país y se convierte en la hoja de ruta para empresas y emisores de valores, inversionistas locales y extranjeros, reguladores financieros, entidades públicas y privadas, y consumidores”, señaló en Nueva York el ministro Carlos Eduardo Correa.

Entre los objetivos ambientales que se identificaron se encuentran la mitigación y adaptación al cambio climático, la conservación de los ecosistemas y la biodiversidad, la gestión del agua, la gestión del suelo, la economía circular y la prevención y el control de la contaminación.

Taxonomía Verde se suma a otras acciones de financiación gestionadas por Colombia y que buscan aportar a la competitividad del país y a las estrategias de protección financiera para contrarrestar los impactos del cambio climático y el riesgo de desastres.

Este modelo e iniciativa es un esfuerzo interinstitucional liderado por el Ministerio de Hacienda y la Superintendencia Financiera, entidades que también pertenecen a la Mesa de Taxonomía Verde junto al Ministerio de Ambiente, Planeación Nacional y el DANE. Además, contó con el apoyo técnico y financiero del Grupo Banco Mundial.

Síguenos

PLANETA SOSTENIBLE
Chatea con nosotros

Pin It on Pinterest